Piden imputar a la Cooperativa y al calculista

“Acá faltan imputados”, dijo el abogado de la familia de una víctima.





Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN).- El abogado que representa a la familia de Ida Martínez, una de las siete víctimas fatales del derrumbe de la Cooperativa Obrera, Carlos Iribarne, advirtió ayer que solicitó que se imputen a la presidenta a nivel nacional de la cadena de supermercados y al calculista Gustavo Altuna.

Iribarne pidió una respuesta a su pedido realizado hace semanas durante la audiencia que realizó ayer la Cámara Provincial de Apelaciones en lo Criminal, en la que los abogados de los tres imputados el dueño Omar Guerrero, el arquitecto Alberto Diez y el capataz José Silva, reiteraron sus pedidos de excarcelación y el cambio de la carátula.

Iribarne remarcó que “acá faltan imputados”. Y detalló que en el caso del falso ingeniero Altuna “se lo debe indagar por sus responsabilidades que llegan al nivel de la coautoría”. En tanto que sobre la Cooperativa Obrera señaló que pidió la imputación de su titular Mónica Elsa Giambelluca, dado que enfatizó que “tienen una gran responsabilidad”.

Iribarne advirtió posibles “corresponsabilidades por presuntos encubrimiento o participación necesaria, de la Cooperativa, porque durante la construcción del local hubo un control conjunto de la obra, y porque la Cooperativa también tuvo señales fundamentales para prevenirlo”. Y recordó que el comercio “es responsable de la seguridad de sus clientes y además tienen un departamento de seguridad que es el contralor de todos sus locales”.

En la audiencia, cuya resolución se conocerá entre el viernes por la tarde y el lunes, los defensores coincidieron en remarcar que las pruebas no solventan la acusación de estrago doloso, sino que debería ser culposo. (Ver aparte)

El fiscal Pablo Vignaroli defendió la postura del ministerio público y remarcó la necesidad de continuar con las prisiones preventivas. Enfatizó que los defensores sólo dieron cuenta de un puñado de testimonios omitiendo los más de 30 que los perjudican y reiteró que “de los testimonios y pruebas técnicas se desprende que existía un conocimiento de que los departamentos se estaban haciendo sobre una base que no iba a resistir”.

El abogado querellante Gustavo Lucero cuestionó que “los tres acusados se desentienden al punto que quieren hacernos creer que esto fue culpa del Espíritu Santo”. Mientras que el representante de la familia Yáñez, Alejandro Marco, advirtió que liberar a los acusados “podría obstaculizar el desarrollo de la investigación”.

tragedia en el supermercado


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Piden imputar a la Cooperativa y al calculista