Piden justicia por joven baleado por un ex policía

El caso ocurrió en abril pasado en el barrio Ciudad Industrial de Neuquén. La víctima tiene 15 años y quedó con un estado de salud delicado. La familia cree que quieren cerrar la causa.



NEUQUEN (AN).- La madrugada del 17 de abril, Manuel -de 15 años- cayó de boca contra el suelo con un balazo calibre nueve milímetros que le entró por la espalda y salió por la panza. A su paso, el plomo le destrozó la vesícula, el apéndice, le cortó el intestino y le lastimó el páncreas.

Su hermana de 14 años fue la primera en verlo, tirado en una de calles del barrio Ciudad Industrial luego de haber sido perseguido por un policía retirado y haberse topado con dos patrulleros. Manuel salía de su departamento y se aprestaba a regresar al salón parroquial donde había un recital de rock. Allí había tomado algunas cervezas y volvió a su casa para pedirle dinero a su mamá y poder pagar algún otro trago. Apenas hizo unos metros -cuenta el abogado Fernando Dalmazzo- apareció un policía retirado, vecino del barrio, disparando a troche y moche su nueve milímetros, de uso reglamentario policial.

Según la información que hay en la causa que lleva adelante el juez Marcelo Muñoz, el ex policía retirado hizo varios disparos aunque él afirma que sólo lo hizo al aire. Los policías que aparecieron delante del chico que iba desarmado, también dispararon. Sin embargo, el único que admite haber accionado el gatillo es el suboficial Ernesto Cerda quien asegura que lo hizo al aire y en una sola oportunidad.

Mientras el chico gambeteaba la muerte en el quirófano del hospital Castro Rendón, los peritos buscaban pruebas en el lugar del hecho: encontraron tres vainas servidas. Sin embargo, un vecino sin especialización sumó un par más.

De las cinco vainas, tres salieron de la pistola del policía Cerda, por lo que se desvanece la versión del uniformado. De los otros, en cambio, sólo se sabe que las vainas no fueron escupidas por el arma del ex policías Tralma.

De estos resultados surgen dos preguntas inmediatas: ¿dónde están las vainas de la pistola de Tralma? y ¿quién hizo los disparos de las vainas que no tienen dueño?

Así las cosas, en junio el abogado de familia de Manuel (cuyo nombre verdadero es otro que se preserva por tratarse de un menor) pidió que se periten las armas de los otros tres policías que participaron del operativo. La medida fue rechazada por Muñoz, una y otra vez.

La causa -caratulada como “lesiones graves”- puede cerrase sin pruebas y el caso quedar impune.

“Uno nunca cree que esto le puede pasar a uno, pero lo estamos pasando, mi hijo no puede comer casi nada, cuando come pastas vomita, no puede jugar al fútbol, no puede correr ni hacer fuerza, el juez no tiene interés en que el caso se aclare, es mucha la impotencia que siento”, le dijo a este diario la mamá del Manuel que no es Manuel.

“Se apunta a la clausura de la instrucción”, sostuvo el abogado Dalmazzo.

“Es un pibe del 'Parque' (por Ciudad Industrial) no le importa a nadie”, agregó la mamá, quien comentó que desde que hirieron a su hijo ha sido seguida por los policías, han rondado por su casa una manera inusitada “como demostrándome que no teníamos que seguir con la denuncia, el médico me dijo que es un milagro que el nene esté vivo, ahora espero que se haga el milagro de la justicia”, cerró la mujer.


Comentarios


Piden justicia por joven baleado por un ex policía