Piden la detención de un barrabrava por el crimen de Ferreyra

Kirchner dijo a primera hora: “Habrá novedades”.



1
#

Recibieron con aplausos el arribo del coche con los restos de Ferreyra.

2
#

DyN

DyN

Tras la sugestiva aparición en escena de Néstor Kirchner, para lanzar a primera hora y en un acto público que “hoy habrá importantes novedades por el crimen de Ferreyra”, la Justicia recogió el guante. Anoche, la jueza Wilma López, quien investiga los incidentes que determinaron la muerte del militante del Partido Obrero, ordenó la detención de un hombre, cuya identidad no trascendió, presunto miembro de la barra brava del club Defensa y Justicia.

El sujeto opera en la estación Constitución y que habría sido contratado por los sindicalistas ferroviarios.

Trascendió de fuentes cercanas a la investigación que el tirador habría sido contratado junto a una patota por dirigentes sindicales ferroviarios para dispersar a los trabajadores tercerizados que buscaban cortar las vías el miércoles pasado. Allí, también estaba Ferreyra.

La jueza Susana López evaluaba en su despacho del Palacio de Tribunales el sumario que le elevó la fiscal Cristina Caamaño con el nombre del grupo de sospechosos que figuran en la causa.

Las fuentes no precisaron ni los nombres ni la cantidad de personas que están siendo investigadas, pero añadieron que “pertenecerían a la Unión Ferroviaria”. El titular del gremio, José Pedraza, ya declaró ayer que no conocía a nadie de a los que ahora la justicia tiene en la mira.

Fue el propio Kirchner quien ayer, desde Chivilcoy, aumentó las expectativas sobre los tribunales, al sostener que se esperaban novedades muy importantes en el caso de Mariano Ferreyra. Un rato después, personal de Gendarmería comenzaba una serie de diligencias: la revisión de la escena del crimen, en busca de pruebas y rastros que no hubieran sido detectados por la Policía Federal; y el secuestro de documentación en varios edificios.

Uno de los objetivos fue la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia, en Hornos 11, de Constitución, donde secuestraron legajos.

Además, los gendarmes revisaron los baúles de los autos de los empleados, según denunció uno de los trabajadores ante los medios de prensa.

“Me hicieron abrir el baúl del auto. A mí y a todos los empleados ferroviarios. No sé que los hace presumir que los autores del crimen van a estar portando armas”, dijo el hombre a los periodistas.

Los investigadores también habrían acudido a la sede de la Unión Ferroviaria, en la avenida Independencia al 2800, el sindicato que comanda José Pedraza y cuyos hombres quedaron bajo la lupa luego de los incidentes del pasado miércoles.

El resultado del material secuestrado recién podrá ser evaluado durante el fin de semana por los investigadores, indicaron fuentes del caso.

Mientras tanto, en la Fiscalía declaro ayer un empleado de la parrilla de Barracas donde los militantes del PO y los trabajadores tercerizados estuvieron antes de ser atacados.

También aportó datos a la fiscal la periodista del canal CN5 Gabriela Karchak, quien cubrió los hechos y, junto a su camarógrafo, logró retratar los incidentes. Sin embargo, la fiscal esperó en vano la presencia de Nelson Aguirre, el tercer herido durante los incidentes que fue dado de alta. (DyN/AFP)

Gendarmería hizo allanamientos en la estación de Constitución. El autor del crimen opera allí.

ASESINATO DE MILITANTE DEL PO


Comentarios


Piden la detención de un barrabrava por el crimen de Ferreyra