Piden la intervención de la OTAN en Macedonia

El presidente macedonio llamó ayer a la calma y a la unidad nacional, en medio de nuevos combates entre el ejército y la guerrilla de la minoría albanesa en varios puntos del país. Políticos albaneses creen que la única manera de evitar la guerra civil es una acción internacional.





SKOPJE (Reuters/DPA) -Líderes étnicos albaneses pidieron ayer la intervención directa de la OTAN en Macedonia, para evitar una «guerra civil en ciernes» que podría devastar a ese país balcánico.

«Macedonia está a un paso de la guerra civil. Lo que pasó ayer (por el intento de invasión al parlamento por nacionalistas eslavos) fue casi un golpe de estado», dijo Ilhaz Halimi, vicejefe de la Partido Democrático de los Albaneses (DPA)

El presidente de Macedonia emitió ayer una enérgica advertencia luego de los disturbios de grupos nacionalistas y en medio de enfrentamientos entre tropas del ejército y guerrilleros de la etnia albanesa.

El presidente Boris Trajkosvski hizo el llamado mientras un jefe rebelde albanés anunció que había entrado con sus fuerzas a los suburbios de la capital para «defender a los civiles en Macedonia», la última de las repúblicas ex yugoslavas en verse sumida en un sangriento conflicto.

Las declaraciones del líder rebelde, conocido como Hoxha, hizo surgir una nueva ola de incertidumbre en Skopje, escenario el lunes en la noche de intercambios de disparos y disturbios en el parlamento por parte de eslavos, furiosos por una tregua que permitió la evacuación de rebeldes de la etnia albanesa.

A pesar de la continua presión de la Unión Europea y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), ni las fuerzas de seguridad ni los rebeldes han respetado el alto al fuego.

Los enfrentamientos se reanudaron un día después de que reservistas de la policía dispararon sus armas en el parlamento para protestar por la evacuación de rebeldes y por la muerte de un policía en un combate.

Las fuerzas macedonias dispararon contra tres pueblos controlados por los guerrilleros, quienes afirman están luchando por los derechos de la minoría albanesa en el sur del país balcánico.

La Unión Europea otorgó pleno respaldo al presidente Boris Trajkovski y dijo que el mandatario mantiene el control político en la nación.

En un comunicado divulgado el martes en Bruselas, la Unión Europea (UE) dijo que aún era posible evitar la guerra civil. La UE indicó que aumentará los esfuerzos para mediar el acuerdo, encaminado a lograr el desarme de los rebeldes a cambio de mayores derechos para la etnia albanesa. Sin embargo, los enfrentamientos hicieron que el ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Jack Straw, aplazara su viaje.

Residentes de la ciudad de Tetovo, en el noroeste del país y próxima a la frontera con Kosovo, dijeron que hubo un violento y prolongado tiroteo en la mañana de ayer.

El portavoz del ejército macedonio, Blagoja Markovski, dijo que los rebeldes albaneses estuvieron atacando a las fuerzas de seguridad en las montañas que rodean la ciudad y algunos puestos militares situados en las afueras de Tetovo en la noche del lunes y la mañana de ayer, pero agregó que después se replegaron.

Washington exhortó a la mayoría eslava y la minoría de origen albanés de la ex república yugoslava a mantener la calma.

Los combates en Tetovo comenzaron poco después de que los guerrilleros abandonaron la localidad de Aracinovo, escoltados por tropas de la OTAN y observadores internacionales.

La evacuación era parte de un primer paso para reducir las tensiones y buscar un arreglo político que incluye el desarme de los rebeldes, a cambio de la concesión de más derechos para la minoría albanesa.

La evacuación se completó sin incidentes, pero macedonios nacionalistas apedrearon a una caravana, indignada de que a los rebeldes se les hicieran concesiones.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Piden la intervención de la OTAN en Macedonia