Piden la muerte del perro que mordió a un niño

La madre del chico que el jueves a la noche fue mordido por un perro fue categórica: que lo sacrifiquen, pidió. No quiere que suceda lo mismo que con “Cachorro”, otro perro mordedor que recibió un indulto del intendente Quiroga después de una mediática campaña de defensa. Por ahora el perro está en observación. Un veterinario dijo que “no es un animal para estar suelto”. Y que tiene conductas muy agresivas. Sus dueños ya fueron notificados de la infracción.



NEUQUEN (AN)- La madre del niño que el jueves por la noche fue atacado por un perro en el barrio Belgrano, Karina Semeñenko, pidió el sacrificio del animal mordedor. “Esta vez no quiero que el intendente Horacio Quiroga haga lo que hizo con el otro perro”, dijo la mujer en referencia al indulto que salvó del sacrificio a “Cachorro” a fines del año pasado.

La joven aseguró que iniciará acciones legales en contra de la dueña del animal que mordió a su hijo y en contra de la municipalidad.

“Llevo dos años pidiendo que la perrera se lleve a los perros peligrosos que están sueltos en el barrio, y cada vez que los llamo me toman el pelo”, se quejó.

Su hijo de 7 años sufrió una herida desgarrante de 12 centímetros en la mejilla izquierda, con exposición ósea del área maxilar. Además tiene heridas menores en el brazo y tronco. Se mantiene estable, según se informó desde el hospital Castro Rendón, donde permanece internado.

Ayer por la madrugada se le realizó una operación facial para limpiar la zona desgarrada y realizar la “plástica” -sutura- de la herida. En los otros sectores afectados se le practicaron las curaciones correspondientes y se le aplicaron vacunas preventivas.

El perro agresor se encuentra en el centro de control de zoonosis y vectores en Parque Industrial, donde permanecerá aislado y en observación antirrábica por 10 días, informó el subsecretario de Gestión Ambiental, Carlos Roca.

El animal responde al nombre de “Pancho”, es cruza, de gran porte y color bayo. Su dueña -una vecina que vive en las cercanías de la familia Semeñenko- fue infraccionada ayer por la agresión del perro hacia el niño, en tanto las actuaciones fueron remitidas al Tribunal de Faltas de la comuna.

Consultado por la petición de sacrificio realizada por la madre del menor internado, Roca dijo que la práctica se realiza sólo en caso de autorización del dueño, a menos que medie una orden del Tribunal de Faltas.

A fines del año pasado, otro perro mordedor -“Cachorro”, atacó a una mujer- se salvó de la sentencia de muerte impuesta por el Tribunal municipal debido a la intervención de la Asociación de Los Amigos del Perro (ALAP), que logró obtener el perdón del jefe comunal.

Aunque “Pancho” no registra antecedentes como mordedor en la dirección de control de zoonosis, los vecinos de la calle donde habita su dueña en barrio Belgrano aseguraron que no es la primera vez que muerde a un niño.

El veterinario municipal Gustavo Bosio informó que el perro se encuentra aislado en un canil individual, no muestra signos de rabia, aunque “tiene conducta agresiva”.

“Mi opinión es que no es un perro para que esté suelto”, dijo el profesional al tiempo que aclaró que cualquier disposición sobre el animal será atribución del Tribunal de Faltas, ya que tras el período de observación de los 10 días, si no tiene rabia, será devuelto a sus dueños.

La madre del menor herido aseguró que la noche que su hijo fue atacado venían juntos de jugar en la plaza, y el perro saltó sobre el pequeño. “Cuando se cansó de morderlo se fue, porque no hubo manera de sacárselo antes”, dijo la joven.

Roca explicó que la captura de perros en la calle está “restringida” desde fines del año pasado. La actividad fue acotada a las denuncias y solicitudes que se realizan a través del servicio de atención al contribuyente. Esta medida se adoptó después de que ALAP acusar a la comuna de “captura indiscriminada” de canes, dijo el funcionario.

Hay siete peligrosos animales “detenidos”

NEUQUEN (AN).- El servicio de control de zoonosis y vectores que funciona en Parque Industrial de esta capital tiene actualmente siete perros en observación antirrábica, por mordeduras y ataques.

Todos cuentan con amos conocidos, y en otras oportunidades han sido sacrificados por expresa petición de sus dueños, ya que el animal atacó a familiares o a ellos mismos.

Sólo el año pasado se registraron un total de 190 denuncias por mordeduras de perros.

Se indicó que prácticamente no están llegando perros a través del servicio de captura, pese a que oficialmente se indicó que el promedio mensual de perros callejeros que se atrapan llega a los 200 animales.

El subsecretario de Gestión Ambiental de la comuna, Carlos Roca, reconoció ayer que desde fines del año pasado las capturas de canes están restringida sólo a las denuncias que se realizan a través del servicio de Atención al Contribuyente.

“La asociación (por los amigos del perro, ALAP) reclama que se hace captura indiscriminada, así es que sólo se realiza una captura dirigida en función de la demanda”, dijo Roca.

Aclaró que desde fines del año pasado todas las capturas “se realizan por reclamo de la comunidad, a través del servicio del contribuyente se toman los datos, el reclamo, y se envía el servicio”, dijo.

Como se informó en la edición de ayer, “Pancho” fue atrapado el jueves a la noche después de que agrediera al menor Semeñenko.

Ahora está en un canil donde se analiza si tiene rabia (una enfermedad inusual en la zona) y luego será devuelto a sus dueños.


Comentarios


Piden la muerte del perro que mordió a un niño