Piden pena a ex jefe de Viedma por una muerte

Por “incumplimiento de deberes”, la Fiscalía solicitó prisión en suspenso para el ex director de la cárcel de Viedma, en la que murió un joven detenido a raíz de un incendio.



#

VIEDMA (AV).- La fiscalía pidió condena contra el ex jefe de la Alcaidía de Viedma. Fue ayer, en el marco del juicio oral y público por la muerte del joven detenido David Moyano, quien falleció tras sufrir gravísimas quemaduras al prenderse fuego el colchón de la sala de aislamiento del penal en donde cumplía una sanción. La fiscal Daniela Zágari pidió para el comisario Miguel Méndez, quien se encontraba al frente de la alcaidía en ese momento, una condena de dos años de prisión en suspenso y cuatro años de inhabilitación especial para ejercer funciones en la fuerza por el delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”. Interpretó la agente del Ministerio Público que en la oportunidad no se cumplió con los requisitos fijados en la ley, en función del control que se debe mantener sobre los detenidos que son sancionados con el traslado a las celdas de aislamiento, conocidas también como “buzones”, en razón del reducido espacio en el que sólo hay lugar para un catre. Para Zágari no hubo un seguimiento adecuado de Moyano en esa celda, donde llevaba casi cinco días encerrado, manteniendo una situación de reclamo por el castigo. En cambio el abogado Alejandro Platino, defensor del ex jefe del penal, pidió la absolución del policía al fundamentar que no se configuró el delito imputado a su defendido y que “siempre se veló por la protección de Moyano”. Agregó que la sanción de cinco días en la celda de aislamiento estuvo avalada por la Cámara de Bahía Blanca, de la que dependía Moyano, y que la estufa eléctrica de la celda también estaba autorizada por el Tribunal. Platino sostuvo además que los cinco días de aislamiento se enmarcaron en la ley que permite hasta un máximo de 15 días. El juez correccional de Viedma, Juan Bernardi, leerá la sentencia el 10 de este mes. El hecho que se investiga en el juicio ocurrió en noviembre de 2005. El joven habría prendido fuego el colchón de la celda, lo que derivó en gravísimas quemaduras y en la inhalación de humo y finalmente en su muerte. El fuego habría sido iniciado con una estufa eléctrica a cuarzo que tenía en su poder y por la intención del joven de reclamar para que se dejara sin efecto la sanción y poder regresar a su pabellón, donde además se encontraba un hermano suyo. La causa iniciada hace 5 cinco años pasó por dos fiscales y tuvo un pedido de archivo.

La Fiscalía acusó a Miguel Méndez de omisión de sus funciones, por no haber preservado la seguridad del detenido en aislamiento.

Marcelo Ochoa


Comentarios


Piden pena a ex jefe de Viedma por una muerte