Piden que se defina un delegado de Desarrollo Social

Tras la renuncia de Esther Acuña el Ministerio reforzó el equipo de planta de la delegación. Preocupa al municipio la coordinación de recursos frente a una emergencia.



#

Preocupa la falta de delegado en Desarrollo Social. Foto: Archivo.

BARILOCHE

La Secretaría de Desarrollo Humano del municipio planteó la necesidad de “acelerar” la designación de un delegado del Ministerio de Desarrollo Social en Bariloche para evitar “inconvenientes” ante una posible emergencia climática.

La exdelegada, Esther Acuña, dejó el cargo a principio de mes por “motivos personales” y hasta el momento se desconoce quien sería su reemplazante ya que ni siquiera trascendieron nombres de posibles candidatos.

El director de Coordinación del Ministerio, José María Clemant, acompañó la salida de Acuña con un reordenamiento de los cuadros técnicos y administrativos de la delegación y la incorporación de dos profesionales para apuntalar el trabajo en el territorio.

El funcionario se mostró sorprendido por el pedido de sus pares municipales y aseguró a “DeBariloche” que con la estructura actual la repartición puede funcionar sin sobresaltos.

El secretario de Desarrollo Humano, Andrés Luetto, confirmó a este portal el planteo realizado ante la Mesa Interministerial y explicó que la cobertura del cargo es fundamental para es fundamental para agilizar las comunicaciones y gestionar definiciones políticas ante cualquier contingencia.

“Si hoy se planteara una emergencia climática nuestra única referente es la delegada del Ministerio de Gobierno, Valerial Soler” ejemplificó.

Luetto aclaró que el trabajo con los profesionales y operadores de la delegación está aceitado y que mantiene buena comunicación con el ministro Ricardo Arroyo, no obstante lo cual resulta indispensable la designación de un delegado. En cambio no tuvo contacto con Clemant a su paso por Bariloche.

“La estructura tiene que tener una cabeza, el delegado es una figura importante que articula los programas y recursos del Ministerio en una ciudad compleja como Bariloche”, resumió. Previo a la temporada invernal la Secretaría definió con Acuña los lineamiento para la articulación de recursos ante una contingencia, trabajo que no se revisó tras el alejamiento de la funcionaria.

Luetto destacó el aumento de los programas de contención y promoción social del municipio que permitieron ampliar la cobertura a familias, jóvenes y adultos mayores, si bien reconoció que “siempre el número de familias y necesidades es mayor a la posibilidad de respuesta”.

El municipio sostiene cuatro programas o ejes de acción que suman un inversión mensual superior a los 800 mil pesos.

El eje familia pasó de 120 a 160 beneficiarios con un incremento en los aportes asistenciales, las pensiones aumentaron a 800 pesos mensuales, contra los 150 que se pagaban a principios de 2013. Además se instrumentó un programa para menores de 18 años en situación de vulnerabilidad que complementa el programa Fines dirigido a jóvenes mayores de edad.

La iniciativa brinda cobertura a 350 adolescentes que perciben un aporte de 400 pesos mensuales para garantizar su acceso a la educación y deben presentar certificados y participar de los grupos que organiza el municipio. Además cuenta con un incentivo de 100 pesos para los alumnos que pasan de año.

Luetto recordó que en enero de 2013 solo había tres programas municipales: el eje familia, el eje adultos mayores y el manos a la obra que acumulaban un año de atraso en los pagos. “Hoy estamos al día y con aumentos significativos tanto en los montos como en la cantidad de beneficiarios” resumió.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Piden que se defina un delegado de Desarrollo Social