Piden restringir la venta de bebidas energizantes

Se las suele promocionar como energizantes, pero cuando se las combina con bebidas alcohólicas se transforman en cócteles que pueden causar la muerte. Son vendidas libremente en las confiterías



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El vacío normativo que permite la venta libre de las llamadas "bebidas energizantes" generó fuerte preocupación entre médicos y especialistas y llegó también al Congreso Nacional, donde está en estudio un proyecto de ley para limitar su expendio sólo a las farmacias.

El diputado nacional Julio Accavallo (Frente Grande) explicó que las bebidas no alcohólicas presentadas como "energizantes" en realidad están habilitadas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) como "suplemento dietario".

Pero su uso "se desvirtuó totalmente por las políticas de márketing" que aplicaron las empresas distribuidoras del producto hasta imponer su consumo masivo en en boliches y discotecas.

Maxx Energy, Dinamite, B52, Dark Dog, Speed Unlimited, Ciclon, Batt Energy, Red Bull, Dark Fire, Flash Power, Rocket Fuel y Red Devil son algunas de las marcas comerciales de las bebidas cuestionadas.

En su mayor parte (además del azúcar y agua carbonatada) contienen distintas proporciones de cafeína, taurina, extracto de guaraná y otros estimulantes, que en combinación con el alcohol pueden provocar taquicardia, arritmia, fallas cardiopulmonares e incluso una muerte súbita.

Así lo señaló por ejemplo el presidente de la Asociación Toxicológica Argentina Osvaldo Curci en una nota publicada recientemente por la revista Para Ti.

También el titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, Wilbur Ricardo Grimson, opinó que esta clase de productos "no deberían ser de venta libre".

Las bebidas energizantes se presentan en envases de no más de 250 mililitros y la estrategia de promoción de las empresas productoras las asocian en principio con los deportes de riesgo, pero también con la noche y la diversión. Particularmente con las "raves" y la música electrónica.

El Código Alimentario Argentino les impone incluir en el rótulo de los envases advertencias como "consulte a su médico antes de consumir este producto", "no debe ser consumido por diabéticos", "no utilizar en caso de embarazo, lactancia ni en niños". Pero esas prevenciones (que aparecen en letra muy chica) se contradicen con los mecanismos de comercialización del producto.

Los especialistas coinciden en que el mayor riesgo aparece al combinar este tipo de bebidas con el alcohol, ya que puede producir taquicardias, convulsiones y hasta paros cardiorespiratorios.

La OMS considera que las bebidas con esos compuestos no son "energizantes" sino "estimulantes", pero esta última palabra no aparece en ningún envase ni promoción. Así los señalan también un estudio de la escuela de nutrición de la Universidad de Costa Rica y otro de la facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Promocionan las mezclas con alcohol

A pesar de que la mezcla con alcohol está contraindicada por el organismo de control de alimentos, existen por ejemplo folletos promocionales de la marca "Speed Unlimited" que propone combinar esa bebida con vodka (bautizan al trago como "fuego sagrado"), con whisky ("speed volador"), con champagne ("acid phsyco") o con Tía María ("Hysteria").

El diputado Accavallo presentó hace más de un año junto a sus pares Margarita Jarque y Araceli Méndez un proyecto de ley para restringir la venta de bebidas no alcohólicas clasificadas como suplementos dietarios "a los establecimientos farmacéuticos y a personas mayores de 18 años".

Según el legislador, la iniciativa está bloqueada en la comisión de Salud, cuya presidenta durante el 2003, Marta Alarcia, "se negó a tratarla".

La gravedad de la cuestión también fue atendida por la Academia Nacional de Medicina, que envió una nota formal al Congreso promoviendo "la promulgación de la ley que prohíbe la venta libre de bebidas energizantes". (AB).


Comentarios


Piden restringir la venta de bebidas energizantes