Piden traslado de un feedlot por el mal olor que genera

Los vecinos dicen que lo padecen hace un año y piden soluciones urgentes.

Para disfrutar de sus patios, ventilar sus casas y hasta para desarrollar su actividad comercial, los vecinos de los barrios Palihue, Bulevar Sur y Quintupanal se ven atravesados por los olores persistentes que genera un feedlot instalado al sur de la Ruta Nacional 22, a pocos metros de la avenida Viterbori.

Cansados de los inconvenientes que se repiten hace meses, un grupo de familias decidió presentarse el pasado viernes en el Concejo Deliberante para exigir al municipio soluciones a la problemática. También acudieron comerciantes, entre ellos, el propietario de un local gastronómico que cuestionó el impacto en su actividad.

“No sabía de dónde venía el olor. Se siente a la tardecita pero no todos los días, pero hace un año. Hay que cerrar ventanas porque es fuerte”, indicó Sandro, uno de los vecinos de la zona que participó de la reunión con la titular de la Dirección de Medio Ambiente, Laura Juárez, y la jueza de Faltas, Velia Garcés.

“Los olores son reales”, reconoció Juárez al ser consultada y remarcó que desde octubre del 2015 se realizan inspecciones en el asentamiento.

La funcionaria dijo que visitó el feedlot en febrero pasado y constató que “no había olores persistentes de tal magnitud más que los típicos de la actividad”. En ese momento se resolvió pactar con el dueño del emprendimiento –no de las tierras, ya que son alquiladas– un manejo de guano de manera frecuente hasta su retirada del lugar en diciembre .

“Lo cierto es que se le cumplió la fecha para sacar el guano y me vino a pedir una prórroga porque comenzaron las lluvias y no se puede sacar por las condiciones del suelo”, explicó.

“Se reconoce la problemática”, enfatizó Juárez y puntualizó en que “no es una actividad que habilite el municipio. Esa zona era rural y ahora paso a ser una complementaria”. Además, consideró que “es probable que sea producto del efecto de El Niño que ha incrementado las lluvias, porque es llamativo la dispersión del olor porque hay cortina forestal en el lugar”, amplió.

En cuanto a la normativa vigente, se refirió a “las zonas grises legales” que existen en este tipo de zonas complementarias. “Lo mismo pasa con la avícolas, porque la urbanización avanza y las actividades quedan y hay que trasladarlas. La vía es el acuerdo y es la función que tiene que cumplir el municipio”, finalizó.

El feedlot

“Lo mismo pasa con la avícolas, porque la urbanización avanza y las actividades quedan”,

explicó la titular del área de Medio Ambiente municipal, Laura Juárez.

Datos

3
años lleva instalado en ese lugar el emprendimiento de ganadería, pero hace un año que se generan los olores.
“Lo mismo pasa con la avícolas, porque la urbanización avanza y las actividades quedan”,

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora