Antes de la Manzana: entrevista con Pimpinela

Los hermanos Galán se presentarán en la próxima edición de la Fiesta de la Manzana. Como anticipo, “Río Negro” entrevistó a Joaquín, quien habló de la vigencia de esta propuesta artística.

1
#

En la Fiesta de la Manzana se verá el mismo show que presentaron el año pasado en el Luna Park.

2
#

Lucía y Joaquín, alianza artística desde el 81.

3
#

Activos desde 1981, cuando grabaron “Las primeras golondrinas”, Lucía (María Graciela Galán Cuervo, 55) y Joaquín (Roberto Galán Cuervo, 61), los Pimpinela, llevan editados veinticinco álbumes por los que han recibido noventa y cinco discos entre oro, platino y diamante. Han vendido más de 25 millones de placas en todo el mundo, actuado en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, el Waldorf Astoria o el Madison Square Garden de Nueva York, y sus temas, en lenguaje dialogado, directo y cotidiano, cuentan con versiones en inglés, italiano y portugués.

En 2016 lanzaron “Son todos iguales”, en cedé y cedé + devedé, incluyendo duetos con Luciano Pereyra en “Si ella supiera”, y con Ángela Leiva en la canción que titula el álbum. El devedé contiene veintisiete éxitos registrados en el concierto del estadio Luna Park de mayo, que repitieron en diciembre. Espectáculo que el 25 de enero, celebrando 35 años de trayectoria, ofrecieron en el Paseo Hermitage de Mar del Plata y brindarán el próximo sábado 4 de febrero en el escenario central de la Fiesta de la Manzana en Roca, junto a su banda de cinco músicos, cuatro bailarines y dos coros, la misma noche de Luciano y Abel Pintos.

“Los números reflejan un poco la historia y para nosotros, como para cualquiera son gratificantes porque resumen lo que pasó y sigue pasando”. Y además, en forma pareja. En los primeros años cuando un artista arranca e impone su estilo y su novedad, la sorpresa es mayor, pero –como siempre escuchamos por ahí- es más fácil llegar que mantenerse. Nosotros valoramos mucho el tiempo, aunque no lo tomamos tanto en cuenta porque Pimpinela fue una suerte de carrera de fondo, un modo de vida artístico que salió de dos hermanos, de una familia de inmigrantes españoles, cantantes y músicos intuitivos”. Es Joaquín quien dialoga en exclusiva con “Río Negro”.

“Entonces, cuando comenzamos con Lucía, sabíamos que era a lo que nos queríamos dedicar y no nos poníamos plazos. Esa mirada de no haber sido cortoplacistas, de no haber estado pendientes siempre de cada resultado, también da, a la larga, una tranquilidad mayor, no? Nunca quisimos estar a la moda, de hecho nunca lo fuimos porque nuestro estilo es propio y sí valoramos mucho la lealtad de la gente”, resume la voz masculina de este particular dúo.

P- Sin su presencia y sostén, el artista no tiene asidero.

R- Sí, claro. Esta profesión no es como otras que podés cambiar de rubro y volver a empezar. Acá el producto, por llamarlo de alguna manera, somos nosotros y la aprobación o reprobación, la indiferencia se la dan a quien está en el escenario. Es muy difícil, casi imposible, reciclar una carrera por una circunstancia artística o personal, porque también el público con los años, quiere ver coherencia entre lo que hacés, decís y cantás, y termina decidiendo. Uno debe ayudar con el trabajo, estando constantemente pendiente de que los espectáculos, los discos sean buenos; la presencia física se mantenga en los diecinueve países que nos abrieron sus puertas y nos editaron desde el primer disco... El ir, estar, que nos vean, tocar, es parte fundamental de esta profesión en la cual se venden ilusiones, sensaciones, emociones.

Somos nosotros los expuestos. En nuestra casa, arriba, abajo del escenario, en un programa de televisión, de radio, es importante que no haya personajes. Los únicos que hacemos son los que interpretamos cuando cantamos en pareja, nada más. Pero eso es parte del juego, el de la complicidad con la gente y el estilo. La coherencia entre el artista y la persona es vital. Desde la platea se percibe todo, en cualquier género, y no se puede hacer márquetin de la mentira. La verdad y lo auténtico siempre trascienden y lo nuestro es una continuación de la forma de vivir que venimos transitando desde chiquitos. Lucía y yo iniciamos esto por insistencia de nuestra madre que le encantaba cómo cantábamos juntos los fines de semana, con la guitarra, y tal origen se percibe y se identifica con aquellos que tienen ese sentimiento de unión, de familia, de contar situaciones cotidianas con lenguaje de entrecasa.

En el principio estás con la vorágine, con la novedad, sos muy joven y todo parece eterno, pero luego se comienza a valorar más todo lo que te dan y lo que das. Es como en la vida, en la amistad, en cualquier vínculo, dar y recibir y si no recibís, pues dar el doble. Entonces, ahí vienen la lealtad y el lazo enorme que sentimos en Argentina, en España, en los latinos de Estados Unidos, entre los que ya hay una tercera generación que sigue nuestra música y eso se relaciona con el afecto, más que con lo musical.

P- En días más estarán presentándose en la Fiesta de la Manzana. Una vez más...

R- Es una fiesta popular en la que tienen cavidad artistas de y para distintas generaciones. Está entre las dos o tres más importantes del país y nos sentimos honrados, agradecidos a todos por los cuales nos han convocado y a sus organizadores. Es muy valioso que la gente participe porque es quien sostiene estos encuentros. En la anterior vez que estuvimos en Roca, cuando hicimos el tema “Se va, se va”, subieron personas del público a cantar con nosotros y eso da una idea de la energía que había y nos quedó un fuerte recuerdo. Cada actuación, para nosotros y los artistas que sienten esto como una pasión y una vocación, ningún recital es igual. Cuando estemos allí el 4 de febrero con el espectáculo que estrenamos en el Luna y repusimos el 2 de diciembre, será un momento único.

La historia del dúo

en primera persona

A finales del 2016 se anunció el libro autobiográfico “Hermanos: La Verdadera Historia”, próximo a salir en marzo o abril a través de Editorial Planeta, contando por primera vez cosas propias, personales, de la familia. Lucía y Joaquín estuvieron en cada detalle, las entrevistas se hicieron con ellos y se involucraron hasta en el estilo de redacción.

Antes de la Manzana: entrevista con Pimpinela


Comentarios


Antes de la Manzana: entrevista con Pimpinela