Piñera sacó a mil policías para evitar marcha

Incidentes tras el intento de protesta de los estudiantes.



#

AP

SANTIAGO DE CHILE (DPA) – El cada vez más impopular presidente chileno, Sebastián Piñera, sacó ayer mil policías a las calles para reprimir las manifestaciones estudiantiles que azotaron el país en demanda de educación gratuita. “El escenario de hoy se parece mucho al estado de sitio en dictadura”, denunció la líder universitaria Camila Vallejo, en medio de la detención de 527 personas en todo el país.

La represión fustigada por la oposición de centro izquierda y organismos de derechos humanos motivó un cacerolazo en Santiago, Valparaíso y Concepción. En la jornada hubo 14 policías heridos. Las protestas, que ya duran dos meses, fueron reprimidas a pie, caballos y vehículos por la policía que usó bombas lacrimógenas y carros lanzaaguas.

La acción policial, que no impidió que los estudiantes ocuparan un canal de televisión, fue justificada por el vocero del gobierno, el ministro Andrés Chadwick, primo de Piñera.

“La policía ha actuado conforme a la ley y está cumpliendo con su responsabilidad y cuenta con el respaldo del gobierno”, subrayó al defender que la autoridad proscribiera las marchas.

La medida, basada en un decreto emitido por el dictador Augusto Pinochet para disolver protestas en su contra, fue resistida por la oposición de centro izquierda, mayoría en la Cámara Alta. El senador socialista Fulvio Rossi, tras denunciar represiones a menores de edad, anticipó que la oposición bloqueará todas las iniciativas legislativas del gobierno. Entre tanto, cientos de estudiantes de incluso 12 años intentaron llegar hasta el palacio presidencial de La Moneda, desde varios puntos del barrio cívico en medio de enfrentamientos con la policía. “¡Piñera aprende a gobernar!”, gritaban.

El escalamiento del conflicto, que pareció distenderse a comienzos de semana con el inicio de negociaciones, indujo a varios líderes del alumnado a llamar a un endurecimiento de las posiciones. “El diálogo se está cerrando”, sostuvo el vocero de los escolares, Freddy Fuentes, cuyo sector mantiene tomas de secundarios hace meses.

Los estudiantes, que hoy terminaron de desechar la última oferta del gobierno, reclaman porque los costos de estudiar en Chile son de los más caros del mundo, según la OCDE. La crisis estudiantil, que movilizó a cientos de miles las últimas semanas, coincidió con protestas sociales, ambientales y regionales. Ayer el derechista Centro de Estudios Públicos alertó que el apoyo a Piñera está en un 26% y a la baja.

Los carabineros se vieron en problemas para impedir algunos de los intentos de marcha que realizaron estudiantes chilenos.


Comentarios


Piñera sacó a mil policías para evitar marcha