Pintadas sobre el pequeño poder 17-5-03

"Chúmbale", de Oscar Viale, se presentará nuevamente mañana a las 22 en la Ciudad las Artes de Roca.

Por segundo fin de semana consecutivo se presenta "Chúmbale" en Roca.
Chúmbale. De Oscar Viale. Elenco: Silvia Tauro (Mecha), Luis Aguilar (Enzo), Liliana Bertrán (mamá), Albino Antolini (Quique), Marcelo Merlo (papá), Rosana Zeballos (Aída). Dirección Ana María Bertoni.

Un tarro de pintura puede desatar una revolución. Pequeña, tal vez, pero revolución al fin. El lugar que hasta ese momento parecía estar sostenido por cierta lógica comienza a resquebrajarse. Lo que era una certeza se convierte en una duda. La idea de Enzo es sencilla y aparentemente inocente, quiere pintar su cuarto, el humilde lugar de recién casados que ocupa junto a su mujer en casa del padre de ella. Una serie de confusiones, malos entendidos y canalladas, transmutan la intención en un supuesto deseo de pintar toda la casa y renovar la dirección de la familia.

Para colmo Enzo tiene la mala costumbre de pensar. Mala para los otros, por supuesto. Y de esgrimir consignas que necesitan su tiempo antes de ser digeridas por oídos que no están interesados en ningún tipo de discusión: "La propiedad no existe", susurra Enzo. Para terminar gritando: "¡La propiedad no existe!". Esto dicho desde alguien que, además, aclara no ser comunista.

"Chumbale" es una obra compleja. Sus rasgos costumbristas atraviesan el patetismo y se alojan cada tanto en el existencialismo. No es fácil de poner sobre el escenario y tampoco resulta sencillo llegar a su trasfondo. ¿Qué quiere Enzo?, es una pregunta para los espectadores porque la obra, en definitiva, se propone que la duda quede en el aire.

Enzo quiere su libertad personal pero está atrapado. No sólo es cuestión de dinero, son también las reglas de los demás las que lo mantienen inmóvil.

El hombre tampoco es un dilatante. Ha pasado por varios trabajos y ahora tiene éste de vender café en la calle. Y su "causa" resulta bastante menos emocionante que las andanzas de su cuñado policía, quien le confiesa que participó de la violación de una chica. "¡Ella se andaba mostrando!", se justifica. Sin embargo, en ese microuniverso pintar una pared es infinitamente más peligroso que tener un violador en casa. Armado para colmo.

El teatro de la Comedia Fundación Cultural Patagonia consigue reflejar el tema central creado por Oscar Viale: la hipocresía del poder no admite otra cosa que su alimento, el silencio cómplice. "Chumbale" les pide a los actores una entrega especial. No pocas veces durante su desarrollo aparecen en la obra ridículos debates sin dirección que se manifiestan en gritos, golpes y hasta con un disparo perdido. El elenco se juega hasta el extremo y permite que el arte manifieste su desenfreno.

Claudio Andrade


Comentarios


Pintadas sobre el pequeño poder 17-5-03