Piqueteros volvieron a marchar frente a la Legislatura porteña




En medio de un fuerte operativo con importante despliegue policial, varias agrupaciones piqueteras se movilizaron ayer hacia la Legislatura porteña para reclamar la liberación de los activistas detenidos en los gravísimos incidentes del viernes último, y fueron recibidos por una comisión de diputados.

En el marco de una jornada cargada de tensión tras los destrozos en el palacio legislativo ocasionados hace seis días por un grupo de activistas, varios miles de piqueteros se concentraron en las cercanías del parlamento capitalino, donde se dispuso un fuerte operativo de seguridad a cargo de la Policía Federal.

La intención de los piqueteros era llegar hasta las puertas de la Legislatura para exigir la libertad de los detenidos y rechazar las reformas al código de Convivencia, aunque la zona que rodea al edificio estuvo cerrada en un perímetro de cien metros a la redonda.

Varios cientos de policías fueron los encargados del operativo dispuesto en el microcentro en el marco de una jornada que concluyó sin incidentes.

Unos 30 dirigentes piqueteros se reunieron con autoridades y jefes de bloques de la Legislatura, a quienes le entregaron un petitorio en el cual expresaron sus reclamos.

En ese contexto, minutos previos al encuentro se produjo un momento de alta tensión en el hall central del edificio legislativo cuando empleados de la casa agredieron de palabra a los piqueteros.

El fuerte operativo policial desplegado en las inmediaciones de la Legislatura brilló por su ausencia dentro del edificio cuando los trabajadores se quejaron por la decisión de los diputados de recibir a quienes consideraron como los responsables de los grupos que los atacaron el viernes pasado. "No estamos en contra de los piqueteros que pelean igual que nosotros por mejores derechos, estamos en contra de los violentos que nos mantuvieron secuestrados por más de seis horas e hicieron correr riesgo a nuestras vidas", sentenció Rubén Fernández, delegado de los empleados del palacio.

Sin embargo, luego de algunos minutos, los piqueteros lograron reunirse con el vicepresidente primero de la Legislatura, Santiago De Estrada, quien recibió el petitorio.

"Nos vamos muy conformes", remarcó Néstor Pitrola, del Polo Obrero, a los periodistas tras el encuentro. En tanto, De Estrada comentó luego del cónclave que los legisladores "se comprometieron a evaluar el petitorio".

Un cóctel explosivo

BUENOS AIRES (ABA).- Insistiendo en la teoría de que hay "elementos desestabilizantes" en las calles para incentivar los desmanes, en el gobierno se hizo ayer una radiografía de los grupos violentos que habrían actuado el viernes pasado en la Legislatura porteña.

Según los informes de inteligencia acercados a "Río Negro", estarían identificadas entre 20 y 25 personas como iniciadoras de las agresiones.

Serían integrantes del radicalizado grupo de izquierda "Quebracho" y de un sector escindido de la agrupación HIJOS de desaparecidos.

Al cóctel explosivo al que se sumaron luego fornidos travestidos, vendedores ambulantes y piqueteros, habrían contribuido también agentes de servicios de seguridad y desplazados de la Policía Federal.

Nota asociada: Kirchner destituyó al jefe de la Federal por desobedecer sus órdenes

Nota asociada: Kirchner destituyó al jefe de la Federal por desobedecer sus órdenes


Comentarios


Piqueteros volvieron a marchar frente a la Legislatura porteña