Planean convertir la ruta 40 en corredor turístico

La Secretaría de Turismo de la Nación trabaja en un relevamiento sobre los casi 5.000 kilómetros de extensión como parte de un proyecto que busca transformarla en un producto turístico. Actualmente, lo hacen sobre el tramo neuquino.





CHOS MALAL (ACHM).- Desde la Secretaría de Turismo de la Nación se está realizando un relevamiento de la ruta nacional 40, en sus casi 5.000 kilómetros de extensión, que apunta a convertirla en un producto turístico para acaparar la atención de viajeros, no sólo nacionales sino también al turismo internacional.

Teniendo en cuenta la diversidad de factores que ofrece esta importante vía de comunicación, se trabaja sobre cuatro ejes: la cultura; la gastronomía; los parques nacionales, provinciales y áreas naturales; y finalmente en el turismo aventura.

Actualmente, funcionarios y personal de la secretaría de Turismo de la Nación se encuentran en la provincia del Neuquén, más precisamente en el norte neuquino realizando el relevamiento turístico.

Esta ruta recorre de norte a sur el país, atravesando 11 provincias, más de 20 parques naturales y reservas provinciales y nacionales, además de 14 montañas que superan los 3.000 metros de altura.

A ello se le suma la diversidad de paisajes, costumbres, creencias y aspectos culturales, caminos sinuosos de ripio en algunos sectores y pavimentado en otros.

En diálogo con este medio, Federico Wyss, funcionario de la Secretaría de Turismo indicó que la ruta 40 en sí, es el producto turístico que se intenta vender al turismo nacional e internacional desde la gestión del secretario Enrique Meyer, a fin de "ampliar la oferta turística".

Con ese objetivo ya se relevaron en el norte del país 870 kilómetros, desde Jujuy a Catamarca, y actualmente se encuentran cumpliendo con la segunda etapa de 1.700, entre La Rioja y Neuquén, restando una tercera etapa, que comenzará en Río Negro y finalizará en Santa Cruz.

 

En Neuquén

 

En lo que respecta a Neuquén, la ruta recorre el norte provincial, pasando por Las Lajas, Chos Malal, Buta Ranquil y Barrancas -que es el límite con Mendoza -donde continúa su trayecto por Malargüe y San Rafael.

Es Mendoza, donde se toma el kilómetro 0 de la ruta que se extiende hacia el norte a través de 1.551 km hasta Abra Pampa en la Puna de Jujuy y hacia el sur 3.115 finalizando en Punta Loyola en cercanías de Río Gallegos.

"La diversidad es la que nos permitirá captar a distintos segmentos del mercado internacional", sostuvo Wyss.

Para ello se trabaja en cuatro ejes, uno de ellos es la cultura y en este aspecto dijo que el norte neuquino ofrece una variedad de artesanías, fiestas populares, piedras grabadas entre otros; mientras que en el aspecto de aventura, parques y reservas están íntimamente relacionados.

"En lo que hemos recorrido del norte neuquino tenemos actividades para implementar tales como la tirolesa, rapel, esquí, rafting, montañismo, todo para la aventura en el agua, la tierra y el cielo que forma parte de lo que necesitamos que conozcan los agentes comercializadores ", afirmó.

"El turista no debe detenerse porque se le pinchó un neumático sino porque la oferta en circuitos turísticos es variada y abundante".

En mayo próximo se espera la visita de la prensa internacional especializada en turismo y para julio, cuando esté finalizado el relevamiento, se realizarán seminarios de productos que estarán dirigidos a los agencias o agentes de viajes mayoristas que se concretará en la ciudad de Buenos Aires.


Comentarios


Planean convertir la ruta 40 en corredor turístico