Planteo gremial

El dirigente del pretendido gremio policial Sinpope, Sergio Arregui, entregó ayer un petitorio al nuevo jefe de la Policía, Raúl Liria, para insistir en los reclamos de sindicalización de la fuerza, rechazar las exoneraciones y pedir que se continúe la investigación por casos de leptospirosis en la U11.



NEUQUÉN

“Entregaron una nota pero vinieron como cualquier persona a presenciar el acto”, afirmó el nuevo jefe de Policía, Raúl Liria. Arregui llegó pasadas las 11:30 a la Jefatura de Policía junto a otros dirigentes, vistiendo la remera del Sinpope. Si bien no realizaron ninguna protesta, sí pidieron hablar con el jefe policial y con el ministro de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, Gabriel Gastaminza. El dirigente planteó que esperan que la nueva gestión “sea diferente” a la de Laserna.

A los miembros del Sinpope la cúpula policial los señaló como presuntos autores del atentado que sufrió Liria en su vivienda el año pasado, aún no fue esclarecido. Consultado por ese tema, Liria dijo que para saber novedades “habría que remitirse al fiscal”. “Yo no he recibido ningún tipo de comunicación pero sé que el fiscal está trabajando”, indicó.


Comentarios


Planteo gremial