Planteo gremial contra jerárquicos de Repsol 27-5-03



RINCON DE LOS SAUCES (ARS).- El Sindicato de Petróleo y Gas Privados de Río Negro y Neuquén, ayer movió su primer pieza en lo que derivaría en otro paro general de actividades. El gremio exige el despido de varias personas con cargos jerárquicos de Repsol YPF, acusándolos de provocar serias presiones psicológicas y físicas sobre operarios de la actividad. El motor de la disputa fue la muerte de un empleado en el campo, en lo que el sindicato considera dudosas condiciones sanitarias y de seguridad industrial.

Durante toda la mañana del lunes, Guillermo Pereyra, el titular del gremio, y un importante grupo de delegados se trasladaron hasta los yacimientos del cerro Auca Mahuida, para realizar multitudinarias asambleas. Las reuniones produjeron el cese de actividades durante la primer mitad de la jornada de ayer, aunque los pozos continuaron explotando con un mínimo control operario. No menos de tres importantes yacimientos que se ubican en los alrededores del macizo, quedaron acéfalos ante el sorpresivo encuentro sindical. Pero en ésta oportunidad el hecho que motivó la medida no fue el incremento de la masa salarial, como viene ocurriendo en los últimos meses.

La muerte de un operario de 27 años, oriundo de Plaza Huincul y que trabajaba en la empresa Astra Evangelista de Rincón, y el posterior comportamiento de Repsol, que renta los servicios de la primera, fueron el disparador del conflicto.

En diálogo telefónico desde Auca Mahuida, Pereyra relató a "Río Negro" lo actuado hasta el momento y la situación previa que desencadenó el enojo de los operarios. "Hay situaciones que no vamos a permitir", expresó el sindicalista. Explicó que "hace algunas semanas un compañero de Astra murió electrocutado en situaciones que nadie explica. La madre del muchacho pide públicamente que le informen lo que le ocurrió a su hijo y las compañías responsables no responden". Y agregó: "se creen que mandando una corona está todo arreglado".

Según Pereyra, "otro compañero de buen legajo que estaba con el accidentado, tuvo un shock por lo que vio y resulta que ahora Repsol le prohíbe trabajar en los yacimientos petroleros porque dicen que éste empleado tiene problemas psicológicos".

El operario sufrió un choque eléctrico fatal, presumiblemente por un arco voltaico que produjo un tablero de control. Ni Repsol ni Astra brindaron detalles de lo ocurrido pero una fuente gremial dijo que las condiciones de seguridad industrial, no fueron respetadas. "Ni siquiera tenía guantes", aseguró la fuente.


Comentarios


Planteo gremial contra jerárquicos de Repsol 27-5-03