Playmobil cumple 40 años

Una exposición refleja el paso del tiempo



#

JUEGOS

Las clásicas figuras de plástico de Playmobil cumplen 40 años. Una exposición en Alemania mostrará a partir del jueves la evolución de un juguete que sigue midiendo lo mismo que hace cuatro décadas: 7,5 centímetros.

El paso de los años no ha cambiado la forma de los míticos hombrecillos de Playmobil, compuestos aún hoy en día de siete piezas, pero sí ha modificado pequeños detalles de los conocidos como “clicks” que se han visto obligados a adaptarse a los cambios de la sociedad.

Así, la caja de cervezas de plástico que se incluía en el set de obreros de la construcción hace tiempo que pasó a la historia. Ahora, la seguridad en el trabajo debe incluirse también en los juegos de los más pequeños de la casa.

Por otro lado, en el set de Playmobil inspirado en la Edad Media uno busca inútilmente desde hace tiempo al antiguo oso bailarín, pues los protectores de animales condenaran hace años ese tipo de actuaciones calificándolas de maltrato.

Frente a eso, hay nuevas incorporaciones. Por ejemplo, hace algún tiempo se incluyó la versión femenina del ladrón de bancos, dejando claro que la criminalidad no es dominio exclusivo de los hombres.

“Hay temas que han permanecido sin cambios con el paso de los años”, explica la directora del Museo del Juguete de Núremberg, Karin Falkenberg, donde se podrá ver hasta el próximo 19 de octubre la exposición “El mundo en juguete. 40 años de Playmobil”.

Vehículos, castillos feudales y casas de muñecas se siguen encontrando aún cuatro décadas después. La exposición muestra una conexión entre los juguetes y el mundo a lo largo de este tiempo.

Mucho ha llovido desde que en 1971, en plena crisis del petróleo, la empresa alemana Brandstätter decidiera reducir el tamaño de sus juguetes elaborados con plástico.

Hans Beck, considerado como el padre de los Playmobil, fue el encargado de diseñar la nueva figura, que debía ser simple y sonriente a imagen y semejanza de los dibujos que los niños hacen de las personas. El trabajo dio sus frutos y en 1974, en la feria del juguete de Núremberg, se exhibieron por primera vez caballeros medievales, indios y obreros.

“Playmobil es un objeto de culto, un clásico y está disponible en todas partes del mundo”, afirma Falkenberg.

Los visitantes podrán contemplar el paso de los años también en la ropa de las figuras, en los diferentes modelos de coches de bomberos o de policía y en las casas, que ahora tienen piscina y hasta un yate.

Los comisarios de la exposición, Urs Latus y Christiane Reuter, reconocen haberse sentido impresionados por cómo la empresa de la pequeña localidad de Zirndorf, en la región bávara de Franconia, ha conseguido preservar el espíritu de la casa a lo largo del tiempo.

Con casi 4.000 modelos de figuras diferentes, entre las que se encuentran réplicas de la familia Obama, de los Beatles, de Jesucristo o incluso de series de televisión como “Juego de Tronos”, la empresa vende 100 millones de las figuras fabricadas en Malta.

Fuente: DPA


Comentarios


Playmobil cumple 40 años