Plazos fijos



 

El intendente Jorge Ferreira se apresta a retomar sus actividades luego de un breve período de descanso en Bolivia. No obstante, pareció dejar algunas consignas para ir preparando el nuevo equipo municipal que lo acompañaría en la reasunción.

Hay reemplazos obligados. La Dirección de Gobierno, quedará vacante pues su actual titular, Hilda Schlliter, será la nueva presidenta del Concejo Deliberante. Si bien no se pudo certificar que entre Viedma y el destino vacacional del intendente se haya montado un “teléfono-rojo”, la usina de rumores funcionó a pleno.

Al menos, trascendió que Ferreira pareciera estar consiguiendo las piezas para terminar de armar el rompecabezas de quienes lo secundarán en la próxima gestión.

Los comentarios de la semana pasada giraron en torno de buscar sangre joven. La intención no es sólo que se vayan empapando acerca de cómo manejar los hilos de las marionetas desde un gabinete municipal, sino que haya materia gris en el asesoramiento de un importante abanico de temas.

Para esto, el vicegobernador Mario De Rege, le habría aportado un hombre de sus filas que está haciendo las primeras armas en política. Se trata de Diego García, quien reúne todos los perfiles. Un profesional joven, en este caso de las ciencias económicas, y que viene desarrollando en el último tiempo una serie de trabajos de consultoría sobre distintos aspectos vinculados con la sociedad viedmense. De paso aportaría líneas de pensamiento, más allá de tener que firmar el papeleo de resoluciones cotidianas.

El jefe comunal ya dejó sellado que ni bien reasuma, dará a conocer su gabinete, en el que además debe buscarle remplazante a Susana Sancho, la renunciante secretaria de Desarrollo Social.

En los criterios de selección, cercano a todo lo que rodea una gestión municipal, aparecen más nombres vinculados al vicegobernador. Lo cierto es que De Rege debe dejar el cargo, y por lo tanto, se especula, hay que tejer para quedar bien parado desde la banca de diputado provincial a partir del 10 de diciembre.

Se cree que busca consolidar poder impulsando a Pedro Sánchez, un miembro de sus huestes, al frente de la Agencia de Desarrollo Micro-regional Viedma-Patagones. El caso de Sánchez viene con plus. Fue elegido la semana pasada por unanimidad para administrar créditos por 500.000 pesos anuales, debido a que el ex intendente Aldo Martínez le cedió el lugar.

Mientras se sucedieron todo tipo de especulaciones en lo político, funcionarios del Instituto de Promoción y Planificación de la Vivienda (IPPV), que conduce Vicente Pili, apuraron los expedientes para tratar de que se calmen las aguas tras el escándalo que generó el otorgamiento provisorio de viviendas sin considerar un listado de aspirantes históricos.

Encima se denunció la presencia de funcionarios entre los beneficiarios y numerosos perjudicados acudieron por ello a la Defensoría del Pueblo. En los siete días pasados, los funcionarios aceleraron los tiempos con la confección de un relevamiento que permita certificar las denuncias. Pili debe responder en menos de 10 días a la defensora Ana Piccinini sobre 30 impugnaciones, explicar qué criterios se utilizaron en la selección de los postulantes y si se efectuaron impugnaciones en tiempo y forma.


Comentarios


Plazos fijos