Poca presencia de la oposición en el tedeum de la Catedral Metropolitana



#

FOTO: Agencia DyN

Bicentenario

Un escaso número de dirigentes de la oposición participó hoy del tedeum oficiado por el cardenal Jorge Bergoglio en la Catedral Metropolitana, que se celebró cerca de una hora antes del oficio religioso de Luján, que reunió a todo el oficialismo.

La presencia de la presidenta Cristina Fernández en la basílica de Luján y la participación del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en la catedral de la ciudad de Buenos Aires, mostraron dos fotos que volvieron a expresar las diferencias políticas que marcaron los festejos del Bicentenario.

Macri y todo su gabinete, el presidente del bloque de diputados de PRO, Federico Pinedo, y la ex vicejefa y actual diputada, Gabriela Michetti, dijeron presente en la homilía oficiada por el arzobispo de Buenos Aires. También fue de la partida el diputado nacional por el PJ disidente, Francisco De Narváez, el ex socio electoral del jefe del Ejecutivo porteño, uno de los pocos referentes políticos opositores que concurrieron a la cita, al margen de los representantes del macrismo.

Asimismo, se acercaron a la Catedral Metropolitana algunos de los integrantes de la Mesa de Enlace del campo, como el titular de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, y de Coninagro, Carlos Gareto.

El rabino Sergio Bergman se sumó a los participantes que escucharon la alocución en la que Bergoglio abogó por “superar el estado de confrontación permanente” y no “victimizarse ni procurar ventajas sectoriales”.

La presencia opositora se agotó en esos pocos referentes, aunque sí hubo mucho fervor de la multitud que colmó las instalaciones del templo capitalino y la Plaza de Mayo mientras duró el oficio religioso celebrado por el arzobispo de Buenos Aires.

El vicepresidente Julio Cobos había avisado que pasaría la fiesta patria en su provincia natal, Mendoza, presumiblemente para no ahondar más las divisiones y no volver a aparecer junto a Macri, un día después de haber estado con el alcalde porteño en la reapertura del Teatro Colón.

En tanto, el titular del radicalismo, Ernesto Sanz, también decidió viajar a territorio mendocino; el jefe del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, a Jujuy; y el presidente del bloque de diputados del centenario, Oscar Aguad, a Córdoba. La titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, tampoco quiso ir a ninguna de las celebraciones, lo mismo que su par del bloque del Peronismo Federal, Felipe Solá.

Finalmente, fueron infundados algunos temores de los religiosos sobre la posibilidad de que grupos kirchneristas fueran a la Catedral Metropolitana para responder cualquier cuestionamiento hacia el Gobierno nacional. Nada de eso pasó y los feligreses que debieron quedar afuera por falta de capacidad de la catedral -y a diferencia de anteriores homilías por el 25 de Mayo- cantaron dos veces el himno nacional con espíritu patriótico.

El jefe del Gobierno porteño, que se retiró rápidamente del lugar sin hacer declaraciones, dedicó una sonrisa y un gesto de triunfo a un grupo de seguidores que se concentraron en la entrada por la calle San Martín: “Viva Macri”, lo elogiaron.

Agencia DyN


Comentarios


Poca presencia de la oposición en el tedeum de la Catedral Metropolitana