Poca presión ante municipios que no rinden fondos

Río Negro amplió por tercera vez el plazo otorgado. Una decena de las 39 comunas tiene trámites demorados.



#

El destino de los recursos que llegan a los municipios desde el gobierno provincial debe justificarse para recibir nuevos aportes.

VIEDMA

El Poder Ejecutivo provincial tuvo que prorrogar nuevamente los plazos para que los municipios puedan rendir partidas enviadas desde el gobierno central, en concepto de aportes no reintegrables, ante la morosidad para cumplir con esos trámites.

El decreto N° 27 emitido el 26 de enero pasado por el gobernador Alberto Weretilneck hace mención a una ampliación de plazo por el término de 45 días frente al vencimiento del último permiso otorgado en setiembre pasado.

Estos cuellos de botella administrativos estarían centralizados en una decena de intendencias sobre un total de 39, de acuerdo a los datos preliminares que posee la Dirección de Municipios.

Su titular, Guillermo Oliva Tagle, dijo no tener precisiones respecto de los montos que faltan rendir, aunque admitió que en algunos casos se trata de partidas que corresponden a ejercicios de entre 2007 y 2011.

Aún así, se sabe que los inconvenientes están registrados por la falta de rendición de casi todos los ministerios como pueden ser los “tickets ganaderos” o el programa Habitar en Familia (Desarrollo Social).

“Es muy dispar, pero desde Gobierno no se quieren complicar la vida”, mencionó al justificar un nuevo plazo otorgado a las administraciones municipales.

Consideró que en otras situaciones no resulta fácil poniendo como ejemplo que el año pasado se otorgó un subsidio a chacareros desde la Secretaría de Fruticultura, y no se puede rendir porque el momento de la entrega los beneficiarios no firmaron los documentos y cuesta encontrarlos.

El funcionario explicó a “Río Negro” que la medida de ampliación de plazos también apunta a que no se traben otras gestiones, porque habitualmente en cuestiones de urgencia suele pasar que los municipios necesitan recibir un aporte, y como el primer paso es la Contaduría General, si no está el Decreto de extensión, los expedientes quedan trabados en ese ámbito.

En 2014 hubo dos prórrogas, y por lo tanto en esta tercera oportunidad se reiteró el argumento para ampliar los plazos.

Las consideraciones del Decreto 27 plantean que la finalización del año calendario y la respectiva aplicación de la normativa administrativa vigente, generan la necesidad de tramitar nuevos aportes no reintegrables para cubrir requerimientos de los habitantes de los municipios, resultando imperioso “el dictado de la norma legal que en un pie de igualdad y sin distinción política institucional, amplíe el plazo de rendición de los aportes otorgados”.


Comentarios


Poca presión ante municipios que no rinden fondos