Pocas bocas de carga en Bariloche para la SUBE

En una semana será el único medio de pago.

#

Cuando la tarjeta sube llegó a Bariloche había 60 lugares de recarga. Hoy ese número se redujo a un tercio.(Foto: Archivo )

BARILOCHE (AB).- Dentro de una semana la tarjeta SUBE será el único medio de pago para viajar en los colectivos de Autobuses Santa Fe, la empresa que explota la mayor parte del transporte urbano en esta ciudad, pero los kioscos que cargan esos plásticos son apenas 23 y están casi todos en el centro. Desde el municipio reconocieron que la escasez de opciones para los usuarios “es un problema de arrastre” y aseguraron que hay una negociación en marcha con Nación Servicios (la firma que administra el sistema) para hallar una solución. La misma respuesta habían dado los funcionarios hace 20 días, pero hasta ahora no hubo ningún avance. La masividad en el empleo de la SUBE quedó demostrado en el operativo de entrega de la tarjeta a los estudiantes secundarios y terciarios, que todos los días colman la sala de prensa del Centro Cívico para obtener el plástico que les permite viajar gratis a la escuela. Hasta ayer ya habían sido atendidos 19 mil jóvenes y la previsión es que el número final se acerque a los 25.000. Pero todos ellos, al igual que el resto de los pasajeros, no tendrán otra opción que cargar la tarjeta en los escasos locales que ofrecen el servicio, la mayoría en el área céntrica. El asesor de la subsecretaría de Transporte Carlos Catini afirmó ayer que la intención es lograr que el municipio quede habilitado como “terminal” y tenga su propia oficina SUBE. Aunque señaló que todavía no hay nada firmado. Ese reconocimiento le servirá para contar con sus propias máquinas expendedoras de carga, que podrá instalar en distintas dependencias públicas y también en ofrecerlas a supermercados y otros comercios. El atractivo extra sería otorgar al expendedor la comisión completa del 3% que paga el sistema SUBE. Hasta ahora los kioscos sólo reciben el 1%, mientras que el otro 2% es para las “comercializadoras” que actúan como intermediarias, y que además les exigen el dinero adelantado. Esas condiciones fueron las que desalentaron a muchos quiosqueros. Cuando llegó la SUBE a Bariloche eran casi 60 el servicio de carga y actualmente se redujeron casi a un tercio. Catini dijo que otra posibilidad es que las agencias de Lotería también se conviertan en terminales de carga, ya que todas tienen contrato con Nación Servicios para la venta del juego.


Comentarios


Pocas bocas de carga en Bariloche para la SUBE