Poco control de cargas de camiones en la Ruta 1

El exceso de peso deteriora el camino a El Cóndor

Marcelo Ochoa

VIEDMA (AV).- Los controles de peso de la carga en transportes destinados a proteger la cinta asfáltica de la Ruta provincial 1 hacia el balneario El Cóndor, exclusivamente turística, no parecen contar con la rigurosidad suficiente, según trascendió de fuentes oficiales. Para ese viaducto asfaltado de unos 30 kilómetros de longitud rige la Ley Provincial 3.354 desde hace más de una década. Define al sector que une a Viedma con la reserva faunística de Punta Bermeja como camino de interés turístico, entendiéndose como tal la estructura que tiene por objeto principal permitir el acceso a lugares de atracción turística. En líneas generales de la norma, se prevé que entre el kilómetro 10 (zona del parque industrial a las afueras de la ciudad) y la progresiva 32 (la villa marítima) haya como exigencias un límite al peso y a la velocidad del transporte de cargas. Debe reducirse en un 20% el peso por eje y se establece una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora. Entre el inicio (dentro de la ciudad) y la progresiva del kilómetros 62 (La Lobería) fue dispuesta una reducción al peso y a la velocidad del transporte de cargas. Por ese motivo se debe disminuir en un 40% el peso por eje trasmitido a la calzada y se dispone una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora. Encomienda a la empresa estatal Viarse a mantener en perfectas condiciones de transitabilidad al camino alternativo que esta ciudad con la reserva de Punta Bermeja (Lobería). La falta de vigilancia precisa obedece a que no siempre la cuadrilla cuenta con vehículo como para trasladarse hasta el destacamento de Tránsito del paraje “Ya verán” ubicado a mitad de camino. Allí, junto al refugio policial fue emplazada una casilla rodante que guarda equipos electrónicos de precisión, y que en la actualidad su valor rondaría los 300.000 pesos. La falta de un rodado asignado especialmente, se observa como una limitante en la tarea de fiscalización porque los empleados están a merced de quien los pueda llevar y traer, se indicó. Además, esta dependencia no permite completar el ciclo necesario de rigurosas inspecciones continuas como lo plantea la norma, sobre todo porque el principal tramo Viedma-El Cóndor data de 1994 y ya debiera ser sometida a una reconstrucción ante el peso que recibe. Pese a la poca vigilancia, Viarse habría formalizado el año pasado una decena de multa, que resultan cuantiosas para los infractores desde el punto de vista pecuniario. El valor a aplicar son unos 500 unidades de multa, y cada uno de ellos tiene un monto unitario del valor del litro de nafta súper (4,19 pesos por litro.


Comentarios


Poco control de cargas de camiones en la Ruta 1