Poco interés de desocupados por independizarse

En la provincia, el Plan Nacional Manos de Obra no los seduce. "Cuesta mucho" interesarlos, se reconoce desde el Estado. En Río Negro se presentaron sólo 13 proyectos productivos que, a lo sumo, incorporarían a 40 personas.



VIEDMA (AV)- Apenas 13 proyectos productivos que podrían incorporar al trabajo genuino a unos 40 desocupados se llevan inscriptos en Río Negro, en el marco de los registros parciales del Plan Nacional Manos a la Obra. Hay unos 23.000 beneficiarios del Plan Jefas y Jefes de Hogar en la provincia que debieran ingresar porque este sistema está diseñado exclusivamente para ellos, sin embargo las autoridades admiten dificultades en la inserción laboral.

El titular de la Gerencia Regional de Empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación, Néstor Marchetto, admitió que “cuesta mucho” tratar de interesar a los desocupados y puso como ejemplo que “a nivel nacional hay 1.200 proyectos anotados frente a 1,8 millones de beneficiarios”.

Como método de captación de beneficiarios se están recorriendo los municipios y tratando de interesar a potenciales beneficiarios del nuevo programa lanzado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación con apoyo económico del Banco Mundial, según explicó.

Mencionó que “se está colaborando con técnicos de la provincia a fin de concluir la formación de nuevos proyectos” aunque “cuesta vincular a los desocupados con ideas afines” al trabajo.

No obstante, señaló que “hay expectativas porque falta mucho para el cierre” de inscripciones previsto para el 31 de julio próximo.

Previendo esta situación, tiempo atrás la Gerencia de Empleo, junto con la Secretaría de Trabajo de Río Negro, municipios y consejos consultivos laborales concretaron una serie de mesas de trabajo en las distintas regiones con el propósito de instalar esta tipología en toda la provincia y asistir en la elaboración de los proyectos a los municipios.

Se compartieron jornadas de trabajo con aproximadamente 250 personas que en su totalidad investían alguna representación, tanto de municipios como de organizaciones no gubernamentales.

También se asistió a los referentes a través de la conformación de un equipo de trabajo que recibe y evacúa inquietudes, conformado por estudiantes avanzados de la Universidad Nacional del Comahue (UNC). Por lo que se ve, no hubo demasiadas repercusiones positivas.

Esta operatoria podría permitir que los desocupados se asocien en grupos de al menos tres personas y puedan acceder a un subsidio en insumos y herramientas de hasta 15.000 pesos.

Con ese dinero serán financiados microemprendimientos vinculados con la elaboración de producto agroindustriales y de manufacturas, prestación de servicios y actividades comerciales.

Para acceder a estos nuevos beneficios los desocupados tendrán hasta esa fecha para presentar iniciativas.

Durante la ejecución de los proyectos los beneficiarios estarán exentos de pagar impuestos pero podrán emitir factura. Esta condición cambiará si al cabo de un año logran una facturación superior a los 12.000 pesos. A partir de esa condición, además de dejar de percibir el subsidio deberán inscribirse como monotributistas.

Aquellos desocupados que tomen a su cargo una emprendimiento de esta naturaleza deberán firmar una declaración jurada comprometiéndose a llevar adelante las acciones en los plazos previsto y del modo que fueron establecidas. En el caso de que el proyecto no se pudiese llevar a término debiendo interrumpirse con anterioridad al plazo de seis meses, los bienes recibidos para la realización del proyecto deberán ser transferidos al consejo consultivo local que resolverá su destino.

  Nota asociada: Río Negro le da una mano a un desocupado amigo  

  Nota asociada: Río Negro le da una mano a un desocupado amigo  


Comentarios


Poco interés de desocupados por independizarse