Pocos aprueban exámenes de julio en Nivel Medio

La pregunta ronda todo el ambiente educativo: ¿valen la pena los exámenes de invierno en el Nivel Medio? Los resultados muestran que de 4.300 inscriptos en Roca sólo aprobó el 20%.

ROCA (AR).- Estadísticas oficiales ponen en jaque a la continuidad sin variaciones del sistema de exámenes luego de las vacaciones de invierno para los alumnos de Nivel Medio en Río Negro.

En 30 colegios secundarios públicos y privados de Roca este año hubo más de 4.300 estudiantes que se anotaron para rendir materias previas.

Sin embargo, sólo 2.500 se presentaron ante los profesores y de ese total apenas el 35 por ciento superó la prueba.

El índice es más preocupante al comparar inscriptos y eximidos: un pobre 20 por ciento sacó el problema de su cabeza.

Además de la dura realidad que evidencian los números, la consecuencia directa de la crisis está en la gran cantidad de horas libres que padece la mayoría de los compañeros de quienes adeudan materias, ya que sus docentes deben relegar el trabajo frente al aula para ser parte de las mesas. Además, en varias oportunidades se conforman juntas sin sentido porque el alumno inscripto no concurre a rendir.

Desde las supervisiones de Nivel Medio de zonas II y III indicaron que los datos no son una sorpresa, ya que confirman una tendencia que se registra desde hace varios años.

El informe sobre los resultados del último turno de exámenes fue solicitado por este diario en virtud de las sucesivas quejas de padres porque a pesar del fin de las vacaciones sus hijos continuaban con escasas horas de instrucción.

El reclamo no era infundado, puesto que los establecimientos diurnos y nocturnos de Roca tuvieron que dedicar un prolongado espacio de tiempo para atender la demanda de los alumnos, entre el 26 y 30 de julio pasados.

Esto porque el Consejo Provincial de Educación tiene como norma que las mesas de exámenes se abran sin suspensión del resto de la actividad. Como son muchos los profesores que tienen horas en más de un colegio, sus mesas deben ser repartidas entre el lunes y el viernes.

Sin embargo, la compleja organización del operativo no parece ser redituable para el sistema educativo rionegrino.

Anticipando que el escenario provincial no es diferente, se conoció que en los 18 secundarios diurnos de Roca hubo 3.692 estudiantes inscriptos para rendir, pero finalmente se presentaron 2.290, de los cuales sólo 794 se eximieron.

El número de aprobados representa el 34 por ciento de los que concurrieron, pero cae al 21 por ciento si se toma en cuenta el total de anotados.

Respecto de los nocturnos, los 12 centros educativos de la ciudad y localidades aledañas (la zona comprende desde J.J. Gómez hasta Mainqué) computaron un total de 674 interesados en saldar sus obligaciones pendientes, pero apenas 247 presentes y 97 aprobados.

"Lo que dicen los padres es con justa razón. Vuelven los alumnos del receso invernal y arrancan otra vez con las horas libres", sostuvieron los supervisores de zona II y III, Norma Alonso y Daniel Vitullo.

Según sus comentarios, el año pasado hubo presentaciones ante el CPE, manifestando la necesidad de estudiar si es prudente mantener este ciclo de exámenes en función de los resultados que se observan y los trastornos que provoca en las instituciones.

"Si los resultados fueran satisfactorios, el turno estaría justificado, pero el nivel de alumnos que aprueban es muy bajo. También hay que hacerse otra pregunta: por qué hay tantos alumnos con materias previas. Ese es el debate de fondo", completó Vitullo.

Una opción sólo para algunos

ROCA (AR) .- Sin una alternativa a la vista desde el CPE, no son pocos los directivos de colegios secundarios roquenses que optan por desoír la disposición que obliga a mantener el dictado de clases durante el turno de exámenes posterior a las vacaciones de invierno.

¿Qué hacen a cambio? Suspenden totalmente las clases por 24 ó 48 horas, evalúan a los que adeudan materias y luego retoman la actividad normal para el 100 por ciento del alumnado. De esa manera evitan confusiones, proliferación de horas libres y alumnos deambulando por los pasillos o la vía pública.

Esta mecánica es avalada por la Supervisión de Nivel Medio de zona III.

Sin embargo, el sistema sólo puede implementarse en los colegios con matrícula reducida. En el resto es imposible resolver la situación vía ese método ya que la cantidad de alumnos y la superposición de mesas para los docentes obliga a extender las mesas durante toda una semana.

Otra cuestión que complica tiene que ver con los turnos de exámenes que el CPE puso para los egresados que deben materias.


Comentarios


Pocos aprueban exámenes de julio en Nivel Medio