¿Podrá River reencontrar sus días felices?

Su inexpresivo juego atenta contra sus deseos de pelear arriba




#

Fuera de la Libertadores, el Clausura asomaba como un bálsamo para la herida copera, pero el "Millo" no encuentra su rumbo.

El horizonte futbolístico de River se vuelve a afinar. Los otrora días felices se niegan a reaparecer en Núñez, ya demasiado acostumbrado a penar con un fútbol sin vuelo ni gloria.

Y River sabe de gloria. Es el que más torneos ganó en la Argentina pero no encuentra el rumbo ni con los casi esquizofrénicos cambios posicionales de Diego Simeone, pero tampoco bajo el respeto al puesto natural que pregona Néstor Gorosito. Los jugadores son los mismos. No funcionó con ellos la fórmula del Cholo. Quiso arrancar pero defeccionó la de Pipo. Y River sufre.

Sufrió nuevamente en Rosario ante Newell´s su propio juego insípido. ¿Cómo es que River de candidato pasó a tener solo un punto por sobre Racing y Central, los dos angustiados por zafar de la promoción? ¿Dos más que Independiente, el mismo que hervía en su interior hace un par de semanas por derrotas y goleadas en contra maculando su historia?.

Su técnico y también sus jugadores afirman que aún no está todo perdido, que en las siete fechas que quedan se pueden recuperar. Pero si bien en el fútbol nunca está dicha la última palabra, de los 21 puntos en juego, el líder Vélez ya le sacó a River un tercio de ventaja (26 unidades del ´Fortín´ contra 19 del ´Millo´).

"Todos jugaron para River menos nosotros. Tuvimos la gran oportunidad de acercarnos a Vélez pero terminamos jugando para ellos. Pero faltan siete fechas y todavía hay muchas chances", aseguró Fabbiani en el día después, insultado por los hinchas ´leprosos´ el domingo. "Me dolió que me puteen. Jugué seis meses gratis y lesionado, a pesar de que fueron seis meses de los mejores. Dejé todo a uno le molesta que la gente se olvide tan rápido".


Comentarios


¿Podrá River reencontrar sus días felices?