Podrían desaforar a Bordón, actual embajador en EE. UU.





El embajador argentino en los Estados Unidos José Octavio Bordón, que ocupó en el 2000 la dirección general de Educación bonaerense, y el actual titular de ese cargo, Mario Oporto, quedaron al borde de un proceso de desafuero, luego de que un par de fiscales platenses le pidieran esa medida a la Justicia en el marco de la causa que investiga un presunto fraude millonario con viáticos y horas extras en la cartera educativa.

El pedido de la Fiscalía, que ahora es analizado por el juez de Garantías platense Guillermo Atencio, incluye también una investigación sobre un grupo de funcionarios y legisladores bonaerenses que habrían estado al tanto de esas maniobras y cuyos nombres no trascendieron.

En caso de que Atencio disponga acceder a lo solicitado por los fiscales, deberá gestionar los desafueros ante la Cancillería y ante la Cámara de Senadores bonaerense que le otorgó el acuerdo necesario para que Oporto se desempeñe como sucesor de Bordón en la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires.

Enterado de la investigación en su contra, Oporto esquivó cualquier sospecha sobre su gestión, al sostener que las presuntas irregularidades "ocurrieron durante la gestión de José Octavio Bordón" aunque, momentos después, aclaró que no creía que hubiera habido "ningún delito".

Los fiscales Carlos Argüero y Esteban Lombardo, pertenecientes a la Unidad Funcional de Investigaciones Complejas (UFIC), instruyen una investigación para determinar si existió "malversación de caudales públicos, incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsificación de documento" durante el 1999 y 2000 en el área educativa provincial.

Las investigaciones sobre Bordón y Oporto se iniciaron a mediados del 2001 a partir de la denuncia Juan Ibarra, un ex asesor de la cartera educativa que aseguró que, a contrapelo del Estatuto Docente, el gobierno provincial habría designado a más de cien asesores, a los que se les habría pagado sus elevados sueldos con dinero destinado para horas cátedras -reservadas para los docentes-. Inmediatamente, Bordón, entonces encargado de la cartera educativa provincial, separó de sus puestos a tres funcionarios de su gabinete y radicó la denuncia en la Unidad de Investigaciones Complejas de la Justicia penal platense, la misma que ahora está pidiendo su desafuero. (DyN)


Comentarios


Podrían desaforar a Bordón, actual embajador en EE. UU.