Podrían prorrogar suspensión del defensor del Pueblo

De todas formas, la investigación por maltrato laboral sigue abierta.



#

Vicente Mazzaglia, separado del cargo por 90 días.

BARILOCHE (AB).- La investigación abierta contra Vicente Mazzaglia por “violencia en el ámbito laboral” y “violencia de género”, que determinó su separación provisoria de la Defensoría del Pueblo, no registró mayores avances pese a que el período de suspensión dispuesto por la ordenanza 2297-CM-12 está próximo a expirar. La evaluación del caso, que afectó a todo el personal femenino de la Defensoría, está en manos del Concejo Municipal pero depende en gran medida del informe ampliatorio solicitado al departamento de Medicinal Laboral del Ejecutivo, que no tiene fecha cierta de presentación. Extraoficialmente trascendió ayer que los concejales podrían prorrogar la suspensión de Mazzaglia y el interinato de Roxana Barbieri, la secretaria del Concejo que fue designada por la misma ordenanza como “representante provisoria” ante la Defensoría y entró en funciones el pasado 5 de junio. El período excepcional de 90 días fue establecido para que las trabajadoras afectadas pudieran reincorporarse a sus tareas en un marco de protección y contención laboral y los profesionales de Medicina Laboral concluyeran la evaluación de las denuncias de acoso y violencia laboral. La evaluación, que aportará los elementos para definir la reincorporación del defensor a su cargo o el inicio de un proceso de revocatoria, estaría demorada porque Barbieri no fijó fecha aún para la reunión solicitada por los profesionales. La indefinición genera cierta inquietud entre las trabajadoras afectadas, que temen por la continuidad de sus empleos. La situación en torno al informe es confusa. La secretaria de Control de Gestión, Nora Ceballos, superior directa de Medicina Laboral, aseguró ayer que “no tenemos actuaciones pendientes en el tema Mazzaglia”. En paralelo el Tribunal de Contralor no inició aún la revisión de la administración de la Defensoría del Pueblo que acumularía distintas irregularidades en sus balances. Tras asumir, Barbieri solicitó el asesoramiento del órgano de control para conciliar las cuentas que no cerraban. Los balances de la Defensoría nunca pasaron por el contralor. La presidente del TC, Daniela Núñez, explicó que “estamos esperando la presentación que va a realizar la propia Defensoría para auditar los números y a partir de ahora vamos a controlar sus ejercicios se hace como se hace con los demás entes autárquicos”.


Comentarios


Podrían prorrogar suspensión del defensor del Pueblo