Polar vuelve a producir gaseosa en Neuquén

Se dejaron sin efecto los despidos de los empleados de la firma.





NEUQUÉN (AN).- La planta de la empresa Polar -que produce las gaseosas de la línea Coca Cola- retomó ayer a las 20 su actividad de producción y la totalidad de los 143 trabajadores despedidos la semana pasada están en condiciones de volver a trabajar. La decisión de la empresa de origen chileno -licenciataria de la multinacional norteamericana- fue “retrotraer la medida de los despidos, aceptando todos los términos de la conciliación obligatoria”, afirmó ayer María Maldonado, la delegada del ministerio de Trabajo de la Nación en la provincia. “Es un triunfo de los trabajadores. Se abre una nueva etapa donde la empresa tiene que darse cuenta de que es necesario invertir en Neuquén e incluso mejorar las condiciones de trabajo”, dijo el secretario general del Sindicato de Trabajadores de Aguas Gaseosas y Afines (Sutiaga) Vernardino Herrera al hablar con este diario. “La empresa deja sin efecto los despidos dispuestos por telegramas cursados en fecha 6 de septiembre d 2010”, expresó el apoderado de la firma chilena, Rodolfo Formaro, en una comunicación que le remitieron al ministerio de Trabajo. El delegado gremial de la planta Leonardo Garabito consideró que la unidad de la Federación Argentina de Trabajadores de Aguas Gaseosas y Afines (Fataga) “fue clave para llevar adelante esta lucha. Agradecemos la solidaridad y el acompañamiento de toda la comunidad”, indicó. Garabito admitió que entre siete y diez empleados aceptaron el despido y la indemnización: “algunos compañeros, por una cuestión de edad o de su situación con la empresa han aceptado dejar de trabajar”. “Toda vez que en oportunidad de cursarse los telegramas de despido también se acreditó el importe de la liquidación final en la respectiva cuenta sueldo, cada trabajador deberá formalizar y concretar a más tardar el viernes 17 de septiembre el reintegro a la empresa de la totalidad del importe que se le hubiera acreditado en su cuenta sueldo”, se dejó estipulado en el acta acuerdo. Desde Polar no hubo ninguna expresión oficial sobre el tema. Sí se sabe que la presión que hubo sobre la firma desde que se conocieron los despidos fue clave para torcer la decisión original. La amenaza de la CGT de paralizar la producción de todas las plantas de gaseosas del país y de impedir su traslado, más el reclamo y el posicionamiento del gobernador Jorge Sapag determinaron la marcha atrás por parte de los directivos de la firma. El objetivo empresario era mantener en Neuquén sólo el área de traslado y comercialización para concentrar la producción en las plantas de Bahía Blanca y Trelew.

Los trabajadores de la empresa que embotella para Coca-Cola celebraron ayer la reanudación de las actividades y el fin del conflicto.

Luis García


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Polar vuelve a producir gaseosa en Neuquén