Polémica amenaza de los médicos

LA PLATA (DyN).- Los médicos bonaerenses amenazaron ayer con no atender más a los secuestradores que necesiten un tratamiento, amparados en las «razones de conciencia» que les impiden asistirlos por la gravedad del delito que pesa sobre los malhechores.

Es que el secuestro aún no resuelto de Nicolás Garniel, el chico de 17 años hijo de dos prestigiosos profesionales de la ciudad bonaerense de San Isidro, puso de relieve la problemática de los médicos ante el escenario de tener que cuidar la salud de esta clase de delincuentes.

El cautiverio de Nicolás Garniel, por cuya liberación exigen 300 mil pesos, «afecta a toda la comunidad de profesionales de la medicina», dijeron los médicos bonaerenses, al ofrecer a la familia del chico «todo el respaldo moral y efectivo» de la entidad que los agrupa.

La polémica advertencia, que no incluye situaciones de urgencia médica, hace temer que los médicos puedan violar la promesa ética que hicieron al recibirse, bajo el juramento hipocrático.

Allí, todos los médicos juran que la salud de los pacientes «será el objetivo prioritario» de su trabajo y que no permitirán «que prejuicios de religión, nacionalidad, raza, partido político o nivel social se interpongan entre su deber y su conciencia.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora