Polémica por el acuerdo salarial de los camioneros

Pablo Moyano descartó que el aumento del 19,5% funcione como "caso testigo" para otras organizaciones gremiales y que "cada una sabe cuánto puede pedir". El diputado Recalde aconsejó a las empresas "mesura" en la tasa de ganancias.



#

Foto: presidencia.

El secretario general de los camioneros, Pablo Moyano, negó hoy que el acuerdo salarial alcanzado ayer con el Gobierno, de 19,5 por ciento de aumento para el sector, funcione como “caso testigo” para el resto de los gremios que procuran mejoras en los ingresos.

En ese sentido, Moyano apuntó que “en el 2006 hubo un acuerdo por el 16 por ciento, y el año pasado por el 16,5” para los camioneros, “y hubo organizaciones gremiales que firmaron por encima de esos acuerdos”. “Cada organización sabe hasta cuánto puede pedir, según cómo haya crecido la actividad”, consideró Moyano, en declaraciones a radio América.

Sobre el aumento al sindicato que representa, dijo no creer que “sea tomado como caso testigo, ya que hay organizaciones que están pidiendo muy por encima de lo que hemos firmado”. Moyano aseveró que “por supuesto” las paritarias no tienen techo, aunque aclaró que “salir a pedir un 40 o un 45 por ciento desde nuestra actividad hubiera sido imposible, porque muchísimas empresas no podrían pagarlo”.

El Sindicato de Choferes de Camiones y la cámara empresaria anunciaron ayer que acordaron un aumento del 19,5 por ciento en tres cuotas a partir de julio y un adicional no remunerativo de 260 pesos a pagar en dos veces.

Recalde pidió “mesura” en la tasa de ganancias.- El diputado del Frente para la Victoria Héctor Recalde, asesor laboral de la CGT, aconsejó esta tarde al sector empresarial definir “con mesura la tasa de ganancias” que proyectan en sus negocios a la hora de sentarse a discutir mejoras salariales con los trabajadores.

Recalde estimó que el aumento del 19.5 por ciento acordado por el sector de camineros, liderado por Hugo Moyano, no implica “ni un piso ni un techo” de los valores que pueden acordar el resto de los sindicatos, al destacar que hay realidades muy diferentes según los gremios.

Puso como ejemplo, en diálogo con radio América, la situación de los trabajadores textiles, cuyo convenio fija un salario básico de alrededor de 700 pesos, para el cual la paritaria debería fijar al menos “un incremento del 50 por ciento”, y aún con ello no tendrían un mínimo de más de 1.100 pesos mensuales.

Para el diputado y laboralista, el acuerdo alcanzado con los camioneros “es bueno y demuestra que hay razonabilidad” entre las partes en negociación. Estimó sin embargo que en el marco de las futuras negociaciones, “frente a realidades distintas, habrá que dar tratamientos distintos”.

Fuente: DyN


Comentarios


Polémica por el acuerdo salarial de los camioneros