Polémica por el despido de la contadora



#

Los integrantes del Consejo analizaron ayer el texto que presentó la presidencia, a cargo de Jorge Sommariva.

NEUQUEN (AN).- Frente a lo que podría transformarse en el primer juicio laboral en contra del Consejo de la Magistratura, el cuerpo decidió ayer madurar una respuesta a la carta documento que envió la contadora María Noemí Díaz, despedida por publicar una carta de lectores.

Los integrantes del Consejo analizaron el texto que presentó la presidencia, a cargo de Jorge Sommariva y acordaron estudiar con mayor detenimiento en qué términos le dirán a la profesional designada por unanimidad en la reunión del 7 de marzo y despedida en votación dividida en otra realizada el 13, que su carta documento no es aceptada. Sommariva proponía rechazar la intimación y ratificar todo lo actuado por el cuerpo.

Díaz fue nombrada para dirigir el área de Planificación, Contaduría y Tesorería. Se había postulado para la Prosecretaría Administrativa pero el puesto se lo dieron a Pablo Villar, otro contador. Hace cuatro años, Díaz y Villar tuvieron un conflicto en el ámbito laboral dentro del Estado y la mujer publicó, por ese motivo, una carta de lectores el 13 de abril del 2004 en este diario.

A la contadora, los consejeros vinculados al Movimiento Popular Neuquino, la acusaron de ocultar información en la entrevista previa a la designación. Un argumento similar utilizó ayer Sommariva en la reunión del Consejo de ayer. El presidente del cuerpo consideró que el episodio entre Díaz y Villar “no era una cuestión menor” y dijo que en la carta de lectores la contadora “hasta imputaba delitos a su contrincante”.

Gustavo Olivera, consejero vinculado al justicialismo, había argumentado anteriormente que si a Díaz la acusaban de omitir este episodio, a Villar le correspondía la misma crítica porque él tampoco, en la entrevista previa a su designación, había mencionado el incidente laboral con Díaz. El consejero planteó que se tenía que revisar la decisión de revocatoria, pero ese tema no se definió ayer. Al concluir el debate de este tema, Sommariva dijo que lo único que se aprobaba era lo establecido en el orden del día la respuesta a la carta documento. Aclaró que si se planteaba volver a discutir el tema de la revocatoria, había que incorporarlo en un temario y debatirlo en otra reunión.

Durante el plenario de ayer surgió una discusión legal acerca de los derechos adquiridos de la contadora Díaz. Para los consejeros identificados con el gobierno, la designación no se completó porque la mujer no fue notificada ni juró en el cargo.

El consejero Hugo Altamirano, representante independiente del Colegio de Abogados, destacó que en el Consejo ya hay varios empleados designados de la misma forma y que no juraron ni fueron notificados de su nombramiento. También dijo, al igual que Olivera, que la contadora estuvo trabajando desde el momento en que se la notificó telefónicamente de su nombramiento.

El cuerpo trató otros temas, entre los que figuraban el presupuesto y una definición sobre el alquiler.


Comentarios


Polémica por el despido de la contadora