Polémica por nuevo partido pro etarra



MADRID/ BILBAO (DPA/AFP).- La izquierda independentista radical vasca que durante años ha ejercido el papel de brazo político de ETA presentó ayer en el norte de España un nuevo partido que por primera vez rechaza explícitamente “la violencia” de la organización separatista armada. El gobierno español ya puso duda de la legalidad del nuevo partido, por lo que pedirá a la justicia que se pronuncie al respecto, anunció el ministro español Alfredo Pérez Rubalcaba. La nueva formación, cuyo nombre aún no se ha desvelado, pretende presentarse en el País Vasco y Navarra a las elecciones municipales que España celebrará el próximo 22 de mayo. Esta iniciativa “no es prestar un disfraz a ETA”, sino “un punto de inflexión”, aseguró el portavoz Rufi Etxeberria en un concurrido acto celebrado en la ciudad vasca de Bilbao. “Rechaza y se opone al uso de la violencia o la amenaza de su utilización para la consecución de objetivos políticos, incluyendo la violencia de ETA si la hubiera, en cualquiera de sus manifestaciones”, dijo . El primer rechazo público y expreso de la violencia de ETA por parte de su entorno político, uno de los requisitos para poder participar en las citas electorales, fue acogido con escepticismo por parte de los socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero y con rechazo por parte del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy. “Son muchos años de violencia y la credibilidad de Batasuna –el ilegalizado brazo político de ETA– está bajo mínimos”, dijo Rubalcaba.


Comentarios


Polémica por nuevo partido pro etarra