Policía a juicio por el disparo que le costó el ojo a un joven

NEUQUÉN (AN).- Un policía acusado de disparar contra dos hermanos, uno de los cuales perdió el ojo izquierdo, será juzgado a partir del 4 de abril, acusado de lesiones graves y vejaciones. La organización “Zainuco” asistirá a la víctima como querellante, con los abogados Federico Egea y Santiago Nabaes. Los imputados son el sargento José Riquelme y el cabo Ariel Bustamante, ambos de la policía provincial. El hecho ocurrió en la madrugada del 8 de septiembre de 2006 en el barrio Sapere y las víctimas fueron Luis y Julio Acuña, de 32 y 30 años. Según publicó “Río Negro” en aquella fecha, los hermanos regresaban a su casa tras comprar una cerveza cuando fueron interceptados por un móvil policial. “Apareció la Policía, nos atravesó la camioneta y nos empezó a disparar cuando estábamos en el piso. No nos pidieron documento ni nada”, afirmó Julio, quien recibió dos balazos de goma en la frente, uno en el pecho y otro en el brazo. “Nos fusilaron, nos quería matar”, agregó. Laura, hermana de los heridos, relató que los policías “llegaron acá a los tiros; a mi hermano que perdió el ojo lo tuvieron tirado en el piso sin dejar entrar a la ambulancia. Y a mi otra hermana, que está embarazada, le pegaron y la dejaron tirada en el piso. Gritaban que ellos son la ley y que todos somos delincuentes”. Familiares y amigos de los hermanos salieron a defenderlos y se produjo entonces un enfrentamiento en la esquina de Islas Malvinas y Carmen de Patagones. La versión policial suministrada en aquel entonces fue que intervinieron porque dos grupos antagónicos se estaban enfrentando. “Zainuco” informó que Luis Acuña “perdió el ojo izquierdo, además de sufrir, él y su hermano, graves lesiones en todo el cuerpo por los impactos de una escopeta antitumulto”.


Comentarios


Policía a juicio por el disparo que le costó el ojo a un joven