Policía admite que capturaron al abogado, pero acusó a un camarada

BUENOS AIRES (Télam).- Uno de los ex policías que está detenido por el caso del abogado Cristian Vázquez, hallado asesinado el lunes en la localidad bonaerense de Ezeiza, admitió su participación en el hecho, pero acusó a uno de sus compañeros de haber organizado la captura del letrado.

Se trata de Juan Alberto Alvarez, quien fue el único de los apresados que aceptó ser interrogado por el fiscal de Lomas de Zamora César Lucero, informaron ayer a Télam fuentes judiciales.

En la audiencia, Alvarez reconoció que la noche del 14 de agosto pasado estaba junto a sus compañeros Maximiliano Yazalde y Alejandro Szibler en una patrullero de la Jefatura Distrital de Esteban Echeverría e interceptaron a Vázquez. Sin embargo, dijo que lo hicieron "por iniciativa de Yazalde" y que él desconoce lo que sucedió luego con el abogado, quien en ese momento regresaba a su casa de Monte Grande tras tomar café con un amigo.

Yazalde y Szibler, por su parte, se negaron a declarar, al igual que la ex esposa de Vázquez, María Alejandra Dahau, quien se sospecha que contrató a los policías y a un amante que está prófugo para "asustar" a su ex marido. Todos están acusados de "privación ilegítima de la libertad agravada seguida de muerte", luego que el lunes pasado Vázquez fue encontrado con dos balazos en la cabeza en Ezeiza tras permanecer 12 días desaparecido.

El cuerpo del abogado fue encontrado junto a un alambrado de un predio que pertenece al Cuerpo de Policía Montada de la Policía Federal y según, la autopsia, fue ejecutado de dos balazos en la nuca en ese mismo lugar entre la noche del sábado y la mañana del domingo últimos.

Los investigadores presumen que la ex mujer de Vázquez y su amante contrataron a los policías para secuestrar o asesinar al abogado con aparentes fines económicos y pasionales, porque Dahau atravesaba un conflictivo proceso de divorcio con su ex marido.

La participación policial en el caso quedó al descubierto tras encontrarse la huella digital de un efectivo en un mueble de la casa de Vázquez, que fue hallada toda revuelta y con un balazo incrustado en el suelo, a poco de la desaparición del abogado.

Como ese policía no estuvo afectado a la investigación, no había motivos para que su huella estuviera allí, por lo que los investigadores del caso comenzaron a unir cabos hasta llegar a esbozar la trama de lo que pudo haber sucedido.


Comentarios


Policía admite que capturaron al abogado, pero acusó a un camarada