Policía y Prefectura, movilizadas por una pelea matrimonial

La desaparición de una mujer y sus dos hijos hizo temer lo peor




Archivo

El acantilado que da sobre el lago Lácar fue uno de los sitios donde, angustiosamente, se buscaron a la mujer y sus hijos.

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- Una madre y sus dos pequeños envueltos en una disputa familiar cuando viajaban en vehículo entre Villa la Angostura y esta ciudad, abandonaron el rodado en plena ruta de Siete Lagos, en proximidades del cerro Chapelco, y se aventuraron a la cerrada noche para desesperación del marido, que al perderlos de vista siguió camino a San Martín y presentó la denuncia. Al cabo de varias horas de operativos por tierra y agua, el grupo apareció a salvo. El insólito hecho tuvo lugar alrededor de las 23 del sábado, en las inmediaciones del cruce entre la ruta 234 o Camino de los Siete Lagos y la 19 de acceso a cerro Chapelco. Las identidades de las personas involucradas se mantienen en reserva por tratarse de un episodio de índole familiar. Según datos recogidos por este diario, el matrimonio, que venía acompañado por el hermano del esposo, dejó Villa la Angostura en medio de disputas domésticas, que hicieron eclosión en pleno camino. La mujer exigió bajarse del vehículo a lo que el hombre se negó insistentemente. Pero la situación, al parecer, se tornó insostenible, por lo que el conductor detuvo la marcha. Allí, la mujer tomó de la mano a los dos pequeños, descendió y se perdió de vista en la cerrada noche. Según el relato, los dos hombres intentaron en vano la búsqueda, hasta que decidieron reanudar camino a San Martín, donde realizaron la denuncia en la céntrica comisaría 23. También se dio parte a los familiares de la mujer, que viven en zona de faldeos del cerro Comandante Díaz. De inmediato se montó un operativo en el que intervinieron agentes policiales de las comisarías 23, 43 y del Menor y la Familia, así como personal de Prefectura. Recuérdese que en toda esa zona y al momento del procedimiento, no había otra iluminación que la que llevaban consigo los rescatistas. El caso es que entre las recorridas, el padre de la joven creyó ver al grupo por unos instantes en un sector de la ruta que discurre por encima del acantilado que da al lago Lácar. A partir de allí también se sumó Prefectura, que realizaba inspecciones de los pedreros desde el lago, mientras que los agentes y familiares seguían la búsqueda por la ruta y las picadas del área rural. Las autoridades de la Comisaría 23 también habían apostado un móvil en cercanías de la vivienda de los padres de la mujer, en prevención de que pudiera aparecer allí por sus propios medios, lo que en efecto ocurrió alrededor de las 3 de la madrugada. La mujer llegó con sus dos niños de la mano, extenuados y con frío pero en buen estado de salud. La policía hizo constar las circunstancias que rodearon al hecho y que, al cabo, coincidieron con la versión que los dos hombres habían dado en la Comisaría.


Comentarios


Policía y Prefectura, movilizadas por una pelea matrimonial