Caso Nahuel: el juez ordenó nuevas pericias a ropas de jóvenes mapuches

Villanueva quiere despejar las dudas que arrojaron análisis previos en las prendas de Fausto Jones Huala, Lautaro González y el propio joven asesinado.

Buscan rastros de los pellets marcadores que habría usado Gendarmería el día de la muerte del joven indígena en la toma de las tierras de Villa Mascardi.

20 ago 2018 - 00:00

Los plazos procesales siguen corriendo y el juez federal Gustavo Villanueva, a cargo de la causa donde se investiga el homicidio de Rafael Nahuel, solicitó nuevas peritaciones para despejar algunas dudas o contradicciones, que surgen de parte de la prueba recolectada hasta el momento.

Fuentes que conocen el movimiento del expediente informaron que Villanueva, que subroga el Juzgado Federal de Bariloche, donde se tramita la causa, requirió a la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional que, por ejemplo, “determine la existencia de residuos de disparo sobre las mangas y zona pectoral de las prendas externas de Fausto Horacio Jones Huala, Lautaro Alejandro González y Rafael Nahuel Salvo”.

Pidió a los peritos de Gendarmería que aclaren o descarten la existencia de errores de tipeo en las conclusiones de una pericia química. Y precisiones respecto de otra pericia química con el objetivo de “determinar si en las prendas de Rafael se encontraron y obtuvieron muestras de residuos de pintura o materiales coloreados”. El requerimiento lo hizo el 10 de agosto pasado y notificó a las partes del proceso.

Villanueva solicitó además a los peritos de la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería que practiquen “un análisis comparativo entre los elementos recolectados durante la inspección ocular (que podrían corresponder a pellets de pintura -bolas de pinturas marcadoras- o que podrían poseer restos de ese material) y los pellets incautados durante el secuestro de armamento ordenado respecto de los funcionarios de Prefectura Naval Argentina”. “Ello, a fin de determinar si guardan identidad entre sí, y en su caso, especificar de qué material se trata”, precisó.

La inspección ocular se hizo el 7 de diciembre pasado, en el predio de Villa Mascardi, donde se recolectaron decenas de vainas de proyectiles 9 milímetros, recordaron días atrás los abogados por la querella, en representación de los padres de Rafael.

El 5 de julio último, el cabo primero de la agrupación Albatros de Prefectura Naval, Francisco Javier Pintos, que está imputado por el homicidio de Rafael, declaró en indagatoria ante el juez que cuando fueron interceptados la tarde del 25 de noviembre pasado por un grupo de encapuchados en la montaña, en Villa Mascardi, usó su pistola marcadora a gas, que arroja pintura.

Pero la imputación fiscal atribuye a Pintos haber disparado supuestamente con su fusil MP5 el tiro que Rafael recibió por la espalda y causó su muerte el 25 de noviembre pasado. Tenía 22 años.

El hecho ocurrió cuando Pintos, junto a un grupo de Albatros, patrullaba el predio ubicado a la altura del kilómetro 2006 de la Ruta Nacional 40 Sur, en Villa Mascardi, distante a unos 30 kilómetros de Bariloche, donde integrantes de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu había sido desalojados dos días antes por orden de Villanueva.

Pintos negó en la indagatoria haber usado su fusil. Aunque la pericia balística indicó que el proyectil recuperado del cuerpo del joven mapuche había salido del arma asignada a Pintos, cuya situación procesal Villanueva aún no resolvió.

Tampoco el juez resolvió la situación procesal de los jóvenes mapuches Fausto Jones Huala (hermano de Facundo Jones Huala) y de González, que bajaron a Rafael herido hasta la Ruta Nacional 40, donde fueron detenidos.

Los jóvenes quedaron imputados en la causa, que aún está caratulada como “muerte por causa dudosa”, y fueron indagados a principios de diciembre pasado y, después, excarcelados por Villanueva.

Pero la fiscalía impugnó la excarcelación en varias instancias hasta que la Sala Tercera de la Cámara Federal de Casación Penal revocó el 15 de mayo ùltimo la excarcelación de los jóvenes mapuches. Tres días después, Villanueva dictó la orden de detención que fue impugnada por la defensa. Como no comparecieron ante la justicia, Villanueva declaró el 10 de agosto último a los jóvenes en rebeldía y pidió su captura, informó la defensora particular de los imputados Sonia Ivanoff. Hasta el momento no se ejecutó la detención.

Lo que faltó analizar
El juez federal Gustavo Villanueva advirtió que el 30 de noviembre pasado encomendó a la Dirección de Criminalística y Estudios Forenses de Gendarmería Nacional que respecto a las prendas de vestir secuestradas a los jóvenes mapuches Fausto Jones Huala, Lautaro González y Rafael Nahuel Salvo determine la existencia de residuos de pintura o materiales coloreados depositados en las prendas.
“En caso positivo, se realice un cotejo entre los residuos coloreados presentes en las prendas respecto al material contenido en las cápsulas de pintura utilizadas por Prefectura Naval Argentina en el lugar del hecho”, indicó.
También, pidió a finales de noviembre último que se determina si hay residuos de disparo en las prendas, residuos de carga de granadas de estruendo, de sustancias lacrimógenas o cualquier otra sustancia de interés, manchas hemáticas y resguardarlas para un futuro examen de ADN. Y consignar orificios compatibles con la entrada, paso y salida de un proyectil de arma de fuego.
Villanueva advirtió que entre las prendas de vestir “no se incluyeron aquellas que se incautaron a Fausto Jones Huala y Lautaro Alejandro González”.
Por eso, ordenó ampliar la pericia.
Fausto Jones Huala y Lautaro González tienen orden de captura dispuesta por el juez Villanueva, luego
de declararlos
en rebeldía.
Bariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.