años tenía Jonathan Peña cuando fue atacado por un grupo de jóvenes. Lo golpearon y lo degollaron.

Conocerán la sentencia por un asesinato del 2012

Hace tres años un adolescente y su novia fueron declarados responsables del crimen de Jonathan Peña, en El Cuy. Mañana se hará la audiencia para saber si van a la cárcel o no.

09 ago 2017 - 00:00

El pueblo estaba de festejos por su aniversario, menos los Peña, que buscaban desesperados a su hijo Jonathan. “Quédense tranquilos, debe estar en Roca”, le dijeron en la comisaría a los padres cuando fueron a hacer la denuncia. No estaba en Roca. Había sido asesinado a golpes y puñaladas por un grupo de jóvenes, entre los que estaban el hijo de un docente y su novia familiar del comisario, quienes años después fueron declarados responsables del crimen, pero como eran menores de edad al momento de los hechos, recién mañana se recibirán la condena.

Los jóvenes responsables de la muerte de Jonathan (18 años), el hijo mayor de la familia, debían afrontar un tratamiento cautelar hasta el momento de la sentencia de mañana.

En la audiencia que está prevista para las 9, se sabrá si deben ir a prisión, si reciben una condena atenuada o si resultan absueltos.

El caso

Jonathan desapareció la noche del jueves 11 de septiembre de 2012, el día anterior a los festejos por el aniversario del pueblo, de los que el muchacho declarado “responsable” participó como el Rey de la localidad.

Cuando la familia del chico se presentó en la comisaría para denunciar su desaparición, la respuesta fue “quédense tranquilos, debe estar en Roca”. Pero ellos sabían que eso no podría haber ocurrido porque era el padre el que lo llevaba y lo iba a buscar.

Finalmente lo hallaron en la mañana del domingo siguiente, degollado y enterrado. Lo habían arrastrado hasta un cañadón cercano.

¿Qué pasó entre su desaparición y el momento del hallazgo?

Uno de los adolescentes involucrados confesó que el asesinato ocurrió en los primeros minutos del viernes 12, que el cuerpo estuvo en el patio de una casa, hasta la noche siguiente.

Una de las sospechas que hay en torno a esta situación es que Jonathan permaneció con vida durante varias horas, y que incluso habría recibido atención médica del tío de unos de los acusados.

En el lugar donde encontraron el cuerpo, también se halló restos de algodón, ligas de goma y gasas, lo que abonaría la teoría anterior.

Los motivos del crimen nunca estuvieron del todo claro,.

También se sospechó que familiares de los acusados los encubrieron y borraron evidencias, pero luego fueron sobreseídos porque la Justicia no puede avanzar sobre los familiares directos de los acusados por “las leyes naturales”. (Ver aparte)

Casi cinco años después del crimen, finalmente mañana se sabrá si los dos jóvenes declarados responsables del crimen, que en ese momento eran novios, irán o no a prisión.

Se tuvieron que ir del pueblo
Apenas ocurrió el crimen de su hijo, Perín Peña y Vila Pichimil, debieron abandonar “por miedo” El Cuy junto a sus otros hijos, de 8, 13 y 15 años.
Es que el padre del adolescente “responsable del crimen” era el maestro del pueblo, un tío era el médico del lugar y quien era el jefe policial local, es familiar de la novia del muchacho, también “responsable” de la muerte de Jonathan.
La familia se mudó a Roca, con las pocas cosas que tenían, para empezar una “nueva” vida, pero con muchas carencias, afectivas y económicas.
La audiencia comenzará a las 9 y allí finalmente
se sabrá si los jóvenes deben ir a prisión, si reciben una condena atenuada o si resultan absueltos.
Al ser declarados responsables de la muerte de Jonathan Peña debieron afrontar un tratamiento cautelar que se extendió por dos años.
Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.