Descubren que las puertas de un banco de Catriel quedaron abiertas

El insólito hecho lo detectó una patrulla policial.

07 jul 2005 - 00:00

CATRIEL (ACA).- Un insólito hecho se registró ayer a la madrugada en Catriel, cuando efectivos policiales que realizaban una recorrida de rutina, se encontraron con que las tres puertas de la sucursal local del banco Nación estaban abiertas. Pero no sólo eso, la alarma de la entidad bancaria estaba desconectada. Si a eso se le suma que anteayer había llegado un camión de caudales con dinero en efectivo para la entidad, todo apunta a que fortuitamente se evitó un robo de importantes dimensiones.

Sin embargo, las dudas son muchas, y a éstas se agrega que en una de las puertas, había un manojo de llaves del lado de adentro. "Las llaves pertenecen a la entidad. Se trata de establecer si son del tesorero, del gerente o del contador del banco", informó ayer una fuente judicial, quien además confirmó que al momento de detectada la insólita irregularidad, ninguno de los tres jefes bancarios estaban en el lugar.

La primera puerta que se encontró abierta fue la lateral del cajero automático.

Esto alertó a los efectivos quienes detectaron que la puerta principal del banco también estaba abierta.

Ante semejante situación se pidieron refuerzos, mientras se comunicaba por radio lo que sucedía. El lugar se pobló de uniformados, hasta que se produjo un tercer hallazgo: una puerta que sirve para ingresar al piso superior del banco también estaba abierta. Esta conecta a dos departamentos que estaban desocupados, pero la Policía no sabía si en el interior había algún extraño.

También se pudo saber que desde estos departamentos del primer piso se accede a la parte posterior del banco que posee unas ventanas por la cual se podría ingresar a las dependencias sin inconveniente.

"Del lugar no falta nada, pero da toda la impresión que el lugar habría sido liberado para llevar adelante un robo", señaló una fuente policial.

Todos estos hechos causaron una gran preocupación entre los efectivos de la fuerza de seguridad, ya que hasta el momento no se sabía qué estaba pasando y por qué se encontraban con tantas irregularidades de este tipo en un lugar que teóricamente era de máxima seguridad.

Cerca de las 0.30 llegó al lugar el gerente, quien ingresó al banco junto a la Policía. En ese momento se confirmó que la alarma no estaba conectada. Lo mismo ocurrió con los censores infrarrojos ya que efectivos de la comisaría Novena se movieron frente a los mismos sin que el alerta se activara.

La garita que se encuentra en el interior del banco posee un mecanismo desde donde también se acciona en forma manual la alarma. Esta prueba se realizó en varias oportunidades por personal policial y el resultado fue negativo ya que no sonó en el edificio del banco ni en la comisaría.

"El sistema de alarmas se prueba periódicamente. El efectivo que hace adicionales en el banco acciona la alarma en forma manual desde la garita y en forma programada con el personal de comisaría para chequear que todo funcione con normalidad. Es decir que la misma se controlaba para verificar su funcionamiento que era perfecto

hasta este momento", comento a este medio el comisario Julio César Hernández.

Un vecino que vive junto al Banco Nación, manifestó que momentos antes de que los pesquisas descubrieran las irregularidades, escucho ruidos raros y sus perros comenzaron a ladrar y se mostraban muy inquietos. Como que algo les llamó mucho la atención ya que no es el comportamiento habitual de sus mascotas.

La hipótesis de que se había liberado la zona corrió como un reguero de pólvora entre los vecinos de Catriel, que no podían salir del asombro por los hechos que recién en las horas de la tarde de ayer fueron de conocimiento público.

"Gracias a una patrulla de rutina que recorre lugares que se consideran claves, se pudo detectar esta anormalidad en forma inmediata, sin que pasara nada grave, mas allá que todavía es materia de investigación el hecho de que la entrada principal del banco estuviera abierta a esa hora de la noche. Otro dato llamativo es el no funcionamiento del sistema de alarma", dijo el fiscal de comisaría Miguel Torres.

Si se cometía el robo, contaban con varias horas de ventaja

CATRIEL (ACA).- Debido a que la alarma no funcionó, y en el caso de que se hubiera perpetrado un robo, los delincuentes contaban con varias horas para fugarse del lugar.

Catriel está ubicado en un punto estratégico para este tipo de maniobras ya que se puede ir hasta Rincón de los Sauces sin toparse con ningún control policial, cruzar a la provincia de Mendoza y desde ahí salir del país hacia Chile.

Se especula que si se hubiera cometido el robo a la medianoche, recién siete horas después tal vez se hubiera descubierto. Esto les daba mucha ventaja a los malvivientes.

Los efectivos policiales permanecieron durante toda la noche armados con armas largas y chalecos antibalas y en estado de alerta dentro del edificio bancario, por temor de que el lugar fuera asaltado por algún grupo de delincuentes armados, ya que la situación en la que se encontró el banco dejaba muchos puntos oscuros para los pesquisas policiales que presentían que algo raro podía ocurrir.

Este caso trajo a la memoria del pueblo de Catriel, un resonante hecho que sucediera hace mas de 10 años en el mismo banco, donde delincuentes fuertemente armados (los mismos pertenecían a la Policía de Río Negro) asaltaron y robaron el tesoro de la entidad bancaria e hirieron gravemente a un efectivo policial de apellido Rodríguez.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.