Lo condenaron a 18 años por el crimen en un boliche de Cinco Saltos

05 jul 2018 - 17:16

Luego de que a mediados de mayo se confirmara la culpabilidad de quien fue identificado como el autor del crimen de Leonardo Guzmán, hoy se conoció la cantidad de años que se le impuso.

La pena determinada fue de 18 años, por el cargo de “homicidio simple”. Cabe recordar que el fiscal Martín Pezzetta, había solicitado que fuera de 20.

Si bien dijo estar satisfecho por la condena, el representante del Ministerio Público insistió en su disconformidad por los encuadres legales que alcanzaron al resto de los involucrados en el asesinato.

En instancias previas, Pezzetta también había apuntado contra un hermano y un tío del autor, al acusarlos de golpear y retener al hermano de la víctima fatal, que habría intentado intervenir para evitar la muerte de Leonardo. Sin embargo, los magistrados entendieron que sólo debían responder por el delito de lesiones.

Hoy, ambos imputados recibieron penas de seis meses de cumplimiento efectivo y un mes de cumplimiento condicional respectivamente. “El hermano del principal acusado contaba con antecedentes penales computables al momento del crimen”, señalaron.

El Tribunal estuvo integrado por César Gutierrez Elcaraz, Sonia Martín y Laura González Vitale.

La muerte de Leonardo Guzmán tuvo lugar el 19 de junio de 2017, en el Paraje El Arroyón, cerca de Cinco Saltos, en el interior del local “Mirtha Bailable”. Allí, en la zona de los baños del local, el acusado lo apuñaló con una daga de unos 30 centímetros de largo, provocándole la muerte.

Pezzetta adelantó que impugnará la sentencia respecto de la calificación legal de estos dos acusados y las sentencias absolutorias de otros dos hermanos del condenado. Considera, indicaron, “que los ecuadres legales correctos serían los de partícipes primarios para los dos primeros y partícipes secundarios del crimen para los últimos”.

Redacción Central.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.