Los más buscados: hay cuatro recompensas vigentes en Neuquén

El gobierno provincial ofreció el jueves una suma para quien aporte datos de los asesinos de Fernando Gatti, un comerciante baleado en septiembre de 2017. Hay dos prófugos por el crimen de José Aigo. Se trata de ciudadanos chilenos que son buscados hace más de cinco años por matar al efectivo.

17 ago 2018 - 18:50

Con el anuncio de una recompensa económica para dar con los asesinos de Fernando Gatti, la provincia de Neuquén suma en total cuatro ofrecimientos económicos que en total ascienden a 5.700.000 pesos. Las cifras cuentan con aportes del gobierno nacional y son para obtener información que permita ubicar el paradero de los sospechosos. Existe un antecedente donde se acreditó el resarcimiento económico.

“Información requerida por la Justicia. Se busca prófugo. Recompensa de 1.500.000”, la inscripción se repite en los edificios de la Policía y están en afiches con los rostros de Jorge Antonio Oporto Salazar y de Alexis Alfredo Cortez Torres, los asesinos del policía José Aigo. Son buscados desde el 7 de marzo del 2012 cuando lo acribillaron al efectivo.

Las recompensas económicas ofrecidas son excepcionales y se aplican en casos donde cuesta acceder a información precisa para determinar el paradero de los sospechosos. El de Aigo es el caso más emblemático de la provincia, ya que lleva poco más de cinco años de vigencia y los montos han ido en aumento, alternaron también entre dólares y pesos.

El caso Gatti tomó transcendencia en las últimas semanas cuando la causa pasó a archivo y la familia del hombre comenzó un reclamo público.

El miércoles la causa se desarchivó y el jueves funcionarios de la provincia, junto al fiscal general José Gerez, anunciaron una recompensa de 1.350.000 pesos por información que sea transcendente para dar con los autores del crimen.

En este caso, el gobierno ofreció 800.000 pesos y se añadió una suma de 500.000 pesos que gestionó la Fiscalía ante el ministerio de Seguridad de la Nación. La recompensa es por cada uno de los sospechosos, pero si se recibe una única información que permita ubicar a los dos sería un solo pago.

“Las recompensas suelen ofrecerse cuando son oportunamente necesarias”, explicó Gerez y aclaró que permiten evitar la especulación de los testigos. “Si por cada homicidio nosotros ofrecemos una recompensa no dejamos avanzar la investigación, la gente se acostumbraría a esperar. Por eso se aplica en casos graves o difíciles de resolver”, detalló.

Señaló que la información válida para acceder a una recompensa “debe ser un aporte concreto que sirva para dar con el paradero, tiene que ser determinante. No información liviana. Tiene que servir a fiscalía y policía para establecer la identidad de las personas. Una vez que se realizan, por reglamento, el gobierno nos corre un traslado para que nosotros expresemos a través del fiscal que intervino, si el aporte fue determinante para dar con el paradero de las personas”.

Image
“Para recibir el pago de la recompensa debe haber un dictamen fiscal, valorando la eficacia de ese aporte a la investigación”.
José Gerez, fiscal General del poder judicial de la provincia de Neuquén.
Un antecedente que permitió atrapar a un abusador sexual

Existen antecedentes de recompensas ofrecidas para dar con el paradero de prófugos de la justicia, las cuales ya han quedado sin efecto.

El caso más fresco es el de Lorenzo Muñoz, con relación al doble femicidio de Las Ovejas ocurrido el 22 de febrero. Por Muñoz se llegó a ofrecer la misma cantidad que por los asesinos de Fernando Gatti. Primero fue un aporte de 850.000 pesos de la provincia y luego el ejecutivo nacional sumó 500.000 pesos más.

Pero la recompensa se suprimió el 17 de marzo pasado, cuando la policía encontró el cuerpo del hombre ya sin vida.

El otro antecedente fue el de la breve búsqueda de Agripino Rubio, por los abusos sexuales cometidos en el Parque Bardas Norte de Neuquén contra dos jóvenes muchachas de 19 años que habían salido a caminar por los senderos, el primero de agosto del 2014.

Casi de inmediato, el gobierno anunció un resarcimiento de 300.000 pesos por el sujeto y cuatro días después fue atrapado en un puesto de la Policía Caminera. Hubo varios factores que contribuyeron en su captura. En primer lugar el caso tomó estado público de inmediato y tuvo una amplia difusión. Por otro lado, la Fiscalía elaboró un identikit en base a los testimonios de las víctimas que permitieron identificar con rapidez al sospechoso, quien ya tenía antecedentes por hechos similares.

En el caso de Agripino Rubio hubo una contribución de un vecino de Allen, quien circulando en bicicleta lo vio y luego lo reportó a la policía de la localidad.

La Policía rionegrina lo atrapó en un puesto de la Caminera y Rubio no se resistió. Para entonces había cambiado su estética porque se había rapado la cabeza para no ser reconocido. En ese caso la Fiscalía dio un dictamen favorable en cuanto al aporte del testigo y la provincia procedió con el pago de la cifra.

Los montos
$1.500.000
es el pago que se ofrece por datos de Jorge Antonio Oporto Salazar y Alexis Alfredo Cortez Torres, en el caso José Aigo.
$1.350.000
es el monto total que se ofrece por información de los asesinos de Fernando Gatti. No hay sospechosos.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.