Se recuperan en Allen los tres policías golpeados y mordidos por perros en un operativo

Al menos 15 vecinos intentaron evitar el arresto en el barrio Colonizadora. Sufrieron golpes y hasta severas mordidas de perros.

02 ene 2018 - 11:32

Dos agentes mujeres y un efectivo se encuentran hoy en reposo tras la brutal agresión que sufrieron cuando intentaban detener a un prófugo en Allen. A pesar de la violencia que recibieron, lograron capturarlo de todos modos y otra persona más quedó demorada a disposición de la Justicia.

El ataque se dio en pleno barrio Colonizadora, en la intersección de las calles Arroyo Ventana y Chocón. Allí al menos 15 vecinos intentaron impedir el arresto del sujeto, que tenía pedido de captura de un Juzgado de Roca, en una causa por daños a la propiedad. Como si fuera poco, perros de la vía pública también atacaron a los policías, provocándoles serias heridas en las piernas.

*Audio FM Líder 94.1 | Allen*

Según relató a “Río Negro” el comisario Néstor Coronel, jefe de la Unidad 33°, los incidentes comenzaron a las 19.50, cuando dos bicipolicías (una agente y un efectivo) que realizaban recorridas de prevención, divisaron a un prófugo. Mientras intentaban identificarlo y detenerlo, él comenzó a resistirse, lanzando golpes de puño e insultos.

Para apoyar al fugado se acercó otro sujeto, que inició la agresión a la que se sumaron los demás vecinos, lanzando piedras, trompadas y patadas. No faltó el que rompiera la cartuchera del chaleco antibalas, donde uno de los policías guarda su arma reglamentaria, para quitársela.

Coronel no puede confirmar si ellos fueron los que incitaron a los animales a morder a los agentes, provocándoles serias heridas en las piernas.

Un patrullero con tres efectivos más debió acercarse al lugar para resguardar a los agredidos. Una agente que arribó a bordo de ese móvil también sufrió lesiones.

Como resultado de los incidentes, los tres policías sangrando y golpeados debieron ser trasladados al hospital “Ernesto Accame” para recibir asistencia. También fueron revisados por el médico policial, en el marco de la causa que se inició por resistencia, atentado a la autoridad y lesiones.

Si bien ya fueron dados de alta y no corren riesgo sus vidas, deberán permanecer de licencia hasta tanto concluya su recuperación. El efectivo, por ejemplo, por un golpe en una de sus manos sufrió daños en los tendones y deberá recurrir a atención especializada.

Tras los incidentes se le dio intervención a la Fiscalía de turno y el fugado ya fue derivado a la Alcaidía de Roca. El otro detenido, conocido del evadido por compartir el mismo domicilio, quedó alojado en la misma unidad en la que se desempeñan los heridos.

Podría haber sido peor, pero gracias a Dios no pasó a mayores”, opinó el jefe de la Comisaría. De todos modos se mostró indignado por lo sucedido y pidió recapacitar acerca del valor que se le da a la vida de un empleado policial. Recordó, por ejemplo, que la semana pasada otro de sus subordinados sufrió un serio golpe en la cabeza durante un procedimiento.

“Muchos de los vecinos que participaron son los que luego llaman a la comisaría a pedir la presencia policial en el barrio”, se quejó repudiando el accionar. Por el ataque de los perros “nadie se hizo responsable”, concluyó.

Redacción Central.

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección