Sierra Grande: robó y sus padres lo obligaron a devolver lo que se llevó

El joven de 17 años fue escrachado en redes sociales, junto a un cómplice. Su papá vio el hecho y lo llevó hasta el gimnasio donde había sustraído un parlante potenciado.

17 may 2018 - 18:56

Una familia de Sierra Grande que tiene un gimnasio en el barrio la Loma sufrió un robo en el local. Gracias a una imagen de una cámara de seguridad, que se viralizó en las redes sociales, los padres de un menor involucrado devolvieron lo sustraído y pidieron disculpas.

Todo ocurrió el martes por la tarde, cuando una instructora que estaba disponible para dar una clase fue al local y se encontró con que le habían robado un parlante potenciado, guantes de boxeo y vendas. “Son instrumentos indispensables para dar algunas clases”, contó Gabriela Villanueva, la docente.

La bronca de la mujer se vio reflejada con una foto del artefacto robado en Facebook, y alertó a los vecinos que no compren si se lo ofrecen. A las pocas horas un vecino de la zona les dio a conocer la captura de un video donde se ve a dos jóvenes que se llevan rápidamente un artefacto entre sus manos.

Inmediatamente esa imagen con la silueta de dos jóvenes se viralizó y muchos lograron identificarlos por la vestimentas. “Quisimos ponerla en Facebook para apelar a la vergüenza social, al escrache y tuvo su resultado”, narró la mujer.

A través de varias personas la foto llegó al padre de uno de los ladrones y le pidieron que entregue las cosas. Grande fue la sorpresa de Gabriela y su esposo José Luis Zambrano cuando golpearon la puerta y estaban los padres de uno de los ladrones, “lo trajeron a devolver las cosas y a pedir disculpas”, contó la instructora.

Eran los padres de un menor de 17 años que días atrás estuvo involucrado en otro hecho. Según contó Villanueva, el menor contó todos los detalles del robo que fue por la puerta de atrás, aprovecharon un pedacito de vidrio roto para abrir la puerta con la misma llave que estaba del lado de adentro, sin forzar nada.

En la alocada carrera una cámara de seguridad de la zona los detectó llevaban de las manijas el equipo. “Al padre del chico lo conocemos desde hace muchos años, después de una charla pidió disculpas, él recordó que nos conocíamos del deporte y que lo conocemos de la niñez”.

“Nadie está libre que su hijo se mande una macana, vi a esa madre totalmente arrepentida, escuchamos el problema familiar que están viviendo y aceptamos las disculpas”, expresó.

La denuncia en la comisaría sigue su curso porque hay un muchacho mayor de edad involucrado,” la denuncia no la voy a levantar, el mayor aún no apareció”.

Sierra Grande

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección