Policías autoacuartelados hicieron una contrapropuesta

Reclaman $ 450 de aumento para las categorías bajas.



Los policías autoacuartelados en la ciudad de Bariloche, epicentro principal del reclamo de los uniformados, formularon ayer una contrapropuesta a la que realizara el gobierno en la tarde del sábado. El reclamo se mantiene en varias unidades de la provincia y se exterioriza a través de carpas instaladas en cercanías de las distintas comisarías o la presencia de uniformados franco de servicio junto con familiares en sus veredas.

Cerca de las 21 se conocieron en Bariloche detalles de la carta documento que enviaron los policías acuartelados al gobierno rionegrino. Básicamente pidieron la conformación de un "ámbito de propuestas y solución de conjunto", que debería estar conformado por el juez Martín Lozada, el obispo Fernando Maletti, un policía, un familiar y un representante del gobierno con poder de decisión.

La contrapropuesta de los

acuartelados señala la exigencia de un aumento de 450 pesos por mes a cada agente, suboficial y oficial ayudante durante los tres últimos meses del año, en lugar de la escala ofrecida por el gobierno. El sábado el gobierno ofreció aumentarles 300 pesos a los agentes; 250 a los cabos; 200 a los cabos primero; 150 a los sargentos y 100 pesos para los sargentos primeros y oficiales ayudantes.

Entre otras cosas, piden también el cambio de los tickets por dinero en efectivo, que se respete la legislación laboral y eviten traslados, sanciones y postergaciones de ascensos, y fijen en 32 pesos el punto para el año próximo. De esta manera los acuartelados abandonarían las medidas de fuerza y se someterían al acuerdo que se alcance en el ámbito de discusión propuesto.

Ayer la protesta se mantuvo sin cambios. En Bariloche el protagonismo lo asumieron las mujeres de los acuartelados, que previo a realizar una nueva marcha hacia el Centro Cívico entregaron una proclama a los automovilistas y peatones que circulaban frente a la alcaidía. Allí explican que sus esposos trabajan 56 horas por semana sin que les reconozcan horas extras, ni franco semanal.

En Viedma algunos policías en actividad y de franco se concentraron con sus familias en las veredas de la céntrica comisaría Primera. Hasta allí llegaron además algunos retirados d ela fuerza, adhiriendo a los reclamos de los activos.

En Cipolletti, esposas, madres e hijos e hijas de efectivos de las unidades de esta ciudad se apostaron desde el sábado a las 22.30 frente a la Comisaría Cuarta. Por lo que se pudo detectar en fuentes de las comisarías 24 del ba

rrio Don Bosco, 32 de calle Mengelle, Judicial y de Investigaciones la tarea se estaba cumpliendo con normalidad pero en un clima "muy tenso, casi al límite".

En Roca se vivía una situación similar, con policías retirados, uniformados de franco de servicio y familiares apostados frente a la comisaría Tercera en apoyo al reclamo. Un grupo de taxistas de la ciudad llevó adelante -pasadas las 20- un "bocinazo" también en adhesión a los manifestantes. (AB/AV/AC/AR)

Advertencia del subjefe Cufré

La situación en la policía de esta localidad se mantiene sin variantes desde el viernes, cuando los efectivos asumieron el estado deliberativo, en adhesión al reclamo iniciado en Bariloche. No obstante, las mujeres fueron objeto de una fuerte presión para que depongan su actitud, por parte del subjefe de la Policía, Víctor Cufré, quien las recibió el sábado.

- Respecto de las medidas que los policías están llevando adelante, ¿qué va a pasar?, interrogó "Río Negro".

- Eso hay que resolverlo en lo administrativo, no está bien la forma como ellos lo han hecho, no es el medio idóneo; yo les expliqué a nuestros camaradas que están allí en la alcaidía, nosotros no nos manejamos, por ahí están mal informados o fueron embalados por algunos otros agentes extraños como algunos sectores políticos. (...) nosotros tenemos una forma distinta de evaluar las cosas. En lo administrativo hay cosas que constituyen faltas graves, otras gravísimas... después se resuelve la situación luego de hacer las actuaciones sumarísimas correspondientes.

- Tengo entendido que aquí los servicios no se han resentido.

- No, en ningún punto de la provincia, solamente estos chicos de Bariloche porque ellos tenían la intención de seguir trabajando igual pero ya

llevaban mas de 48 horas en esa situación y por una cuestión de responsabilidad funcional digo: a ustedes no les puedo permitir que sigan prestando servicio, están autoconvocados, sin dormir, debatiendo y tienen nada más y nada menos que la responsabilidad de estar custodiando 126 personas detenidas por distintos delitos.

En Catriel, los efectivos dijeron a "Río Negro" que el jefe de la unidad, comisario Julio César Hernández, amenaza a los policías autoacuartelados y envía a quienes están de servicio a hacer adicionales. Los efectivos que solicitaron reserva de su identidad para evitar mayores problemas, aseguraron que "el comisario nos amenaza diciéndonos: Si se metieron en esta, ahora aguántenselas". (AEB/ACA)


Comentarios


Policías autoacuartelados hicieron una contrapropuesta