Es ley: estatales y funcionarios pagarán menos Impuesto a las Ganancias en Neuquén

Se aprobó en general el presupuesto 2023 que incluye una modificación para que se excluya de la base imponible un 40% de los salarios que paga la provincia.





La Legislatura de Neuquén sancionó hoy en general el presupuesto 2023 que prevé recursos por más de 799.500 millones de pesos y tres artículos que permitirán que los salarios de la administración pública paguen menos Impuesto a las Ganancias. La aprobación fue con 29 votos a favor y cinco en contra, aunque mañana, en el tratamiento en particular, habría unanimidad para este apartado específico que beneficiará a los trabajadores conveniados y no conveniados del Estado y, por añadidura, a los funcionarios de la planta política.

Los artículos en cuestión son el 48, 49 y 50 de la ley de presupuesto, que fueron agregados al proyecto original que había presentado Omar Gutiérrez por iniciativa del Movimiento Popular Neuquino, más específicamente del vicegobernador y candidato del partido, Marcos Koopmann.

Allí establecen que «el total de los conceptos remunerativos que perciben los agentes de la Administración Pública Provincial, convencionados y no convencionados, se compone en un 60% a sueldo y en un 40% al concepto dedicación funcional».

Y aclaran que ese concepto «constituye el reintegro de los gastos de movilidad, viáticos y otras compensaciones análogas que se originan por el desempeño de la función» y que no está alcanzado por las retenciones del Impuesto a las Ganancias.

También ordena al Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) a utilizar igual criterio para liquidar los haberes de los jubilados provinciales.

«Día histórico» con «medida peronista»


La sesión de esta mañana fue seguida por representantes de los sindicatos estatales, algunos afuera del edificio y otros en la barra de espectadores del recinto.

El diputado Mariano Mansilla (Frente de Todos) dijo en su intervención que era «un día histórico para los trabajadores de la provincia» y resaltó la decisión de Koopmann y del oficialismo para impulsar la ley que «la va a defender el pueblo de Neuquén y los trabajadores estatales si es necesario en las calles porque es un acto de absoluta justicia».

El oficialismo consiguió apoyo de todos los bloques para aprobar el proyecto. Foto: Florencia Salto.

La legisladora del MPN, Liliana Murisi, argumentó que es «la mejor solución transitoria frente al impacto regresivo que está generando el Impuesto a las Ganancias en el salario neto de los agentes de la administración al igual que los jubilados».

«Hemos encontrado los artilugios justos dentro de la propia ley para poder sujetar toda esta decisión», justificó.

Sergio Fernández Novoa (Frente de Todos) consideró «absolutamente regresiva» la existencia del Impuesto a las Ganancias porque «cercena los salarios de los trabajadores» y analizó la ley votada en la Legislatura como «una medida peronista». «La aplaudo. La primera medida fue de Nestor Kirchner en Santa Cruz en 1994», sostuvo en relación a uno de los antecedentes que tomaron para redactar los artículos.

«Justicia social con caja ajena»


Por fuera de los discursos triunfalistas, la diputada Leticia Esteves (Juntos por el Cambio) cuestionó al gobierno provincial por hacer «justicia social con caja ajena» para beneficiar a los trabajadores estatales de Neuquén.

«Si creemos que la carga tributaria es asfixiante tenemos que empezar por lo que nos corresponde que es la ley impositiva», planteó al insistir con que es necesaria una mayor rebaja en los impuestos de Neuquén.

Recordó que la provincia aún tiene «diez tasas con niveles superiores a los del Consenso Fiscal» y que la única rebaja de alícuotas que contiene la ley impositiva del 2023 (también sancionada hoy) es en la construcción «y de un punto».

«Estamos haciendo justicia social con la caja ajena, con la del gobierno nacional, pero con la de la provincia no lo hacemos», advirtió.

Los estatales acompañaron la sanción del proyecto. Foto: Florencia Salto.

Los privados, a merced del Congreso


Según los cálculos del gobierno, la provincia envía a la AFIP cerca de 1.000 millones de pesos por la cuarta categoría del Impuesto las Ganancias que retiene a los estatales. Con esta ley, el número se reducirá a unos 600 millones, es decir, solo el 60%.

El dinero que la Nación recauda por Ganancias, al igual que otros impuestos nacionales, vuelve a las provincias en concepto de coparticipación federal. Desde el oficialismo aseguran que esa baja se compensará con «más plata en el bolsillo de los trabajadores».

Esta medida beneficiará a unos 66.000 empleados y funcionarios del sector estatal de Neuquén. En cuanto a los privados, que son alrededor de 125.000 según los últimos datos disponibles, quedarán afuera pues dependen de que se modifiquen las leyes a nivel nacional.

Esteves anticipó que mañana presentará un proyecto para que la Legislatura le pida al Congreso su tratamiento.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Es ley: estatales y funcionarios pagarán menos Impuesto a las Ganancias en Neuquén