Piden que el Estado intervenga por la crisis del gas en la Cordillera

Los gasistas matriculados de Bariloche reclaman que los gobernadores y los intendentes intercedan para solucionar la falta de inversiones que le pone un freno a las nuevas conexiones.





La restricción que anunció la empresa Camuzzi hace un par de semanas y que clausura la incorporación de nuevos usuarios a la red de gas natural fue evaluada como “alarmante” por la Asociación de Gasistas Matriculados de la Región Andina, que además se mostraron extrañados por la falta de reacción del ente regulador (Enargas) y de las autoridades municipales y provinciales de la zona afectada.

Las nuevas limitaciones, que la empresa justificó por la falta de obras de infraestructura que le corresponden al Estado nacional, tienen impacto en Bariloche, El Bolsón, Villa La Angostura y otras localidades de la zona cordillerana. En La Angostura incluso se produjeron cortes sorpresivos a usuarios domiciliarios, algo que la empresa tiene prohibido por marco regulatorio.

Los directivos de la Asociación de Matriculados se reunieron días atrás con la jefatura local de Camuzzi para efectuar consultas puntuales y quejarse por la notificación deficiente.

Aseguraron que, según les consta, los intendentes fueron informados por la empresa de la veda de nuevas “factibilidades” el último 19 de julio. “El resto de la comunidad, incluyendo esta asociación nos enteramos por los medios gráficos el 28 del mismo mes”, cuestionaron.

La presidenta de la entidad, Patricia Carriqueo, dijo que el problema que obliga a retacear el servicio de gas a nuevos usuarios está relacionado con la demora en la ejecución de dos plantas compresoras en Chubut, “que fueron licitadas pero quedaron inconclusas, porque la empresa contratista abandonó la obra”.

Según les transmitieron en Camuzzi, las factibilidades nuevas seguirán suspendidas y “no hay plazos” para la reactivación. Aun así persisten muchos interrogantes, dijo Carriqueo, y recién la próxima semana la empresa se comprometió a ofrecerles las precisiones que faltan.

Según el dato que manejan los gasistas, “a los que solicitantes tenían factibilidad antes del 15 de julio les van a dar gas”, pero los que no llegaron para esa fecha terminarán perjudicados.

Los gasistas quieren saber qué pasará con los trámites de habilitación ya iniciados y si los propietarios de esas obras podrán acceder al gas de red en un plazo razonable o deben pensar en otras alternativas, como ocurrió durante cinco años, antes de la última ampliación del gasoducto cordillerano.

Carriqueo recordó que aquella vez “muchos se adaptaron como pudieron, con zepelines (para gas envasado) o sistemas eléctricos” para cocina y calefacción, que ahora podrían volver a convertirse en la única opción para los nuevos proyectos de vivienda.

Dijo que se trata en cualquier caso “de un gasto importante” que va a condicionar las futuras inversiones, por eso es indispensable tener certezas sobre proyectos y plazos del Estado para resolver la situación.
Carriqueo opinó que no solo los gasistas deberían estar interesados en que se resuelva el tema. “La Cámara de Comercio, la de Turismo, algo tendrían que decir. Lo mismo que el Enargas. No vemos que los intendentes hagan algo”, enumeró.

Este medio consultó a la secretaria de Energía de la provincia, Andrea Confini, quien dijo que el gas de red no es tema de su área (solo el envasado), pero reconoció que existe un problema grave con ese servicio y que la provincia se encontró casi de sorpresa con la negativa de Camuzzi a dar factibilidad de gas a “barrios populares” que están en plena obra.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Piden que el Estado intervenga por la crisis del gas en la Cordillera