Exclusivo Suscriptores

Rolando Figueroa se apoyará en su leales con dos superministerios: nuevas funciones y las áreas en duda

El gobernador electo envió ayer a la Legislatura el proyecto que define su gabinete para el 10 de diciembre. Algunos permanecen sin designación. Los que conducirán sus personas de confianza, Juan Luis Ousset y Julieta Corroza concentrarán la mayor cantidad de funciones. Se aprobaría hoy en sesión.

El gabinete de Rolando Figueroa no será tan reducido como se había anticipado, pero sí concentrará una gran cantidad de funciones en sus personas de máxima confianza a través de la Jefatura de Gabinete y el flamante ministerio de Desarrollo Humano, Gobiernos Locales y Mujeres.

El proyecto de ley que presentó ayer en la Legislatura establece una estructura con 11 ministerios (solamente uno menos que en la actual), diez secretarías (hoy son cuatro pero con rango ministerial), y unas 30 subsecretarías, igual cantidad que las previstas en la norma actual.

Su equipo estará encabezado por el jefe de Gabinete, Juan Luis «Pepé» Ousset; el ministro de Gobierno, Jorge Tobares; la ministra de Educación, Soledad Martínez; el de Economía, Producción e Industria, Guillermo Koenig; el de Trabajo y Desarrollo Laboral, Lucas Castelli; la ministra de Desarrollo Humano, Gobiernos Locales y Mujeres, Julieta Corroza; el ministro de Turismo, Gustavo Fernández Capiet; el de Infraestructura, Rubén Etcheverry; y los todavía no revelados responsables de Energía y Recursos Naturales, de Salud y de Seguridad.

Estos tres son los únicos cargos que todavía no fueron cubiertos o anunciados por Figueroa, quien espera reservarse una cuota de sorpresa hasta el final.

De él dependerá directamente una Subsecretaría General que recogerá funciones similares a las que presta hoy la Secretaría General y Servicios Públicos de Leonel Dacharry, pero sin el nexo con la Asesoría General de Gobierno, la Fiscalía de Estado ni con la conducción de los entes como de servicios como el EPAS o el EPEN.

Todos ellos, al igual que Vialidad Provincial, Hidenesa, la ENSI estarán a cargo de una subsecretaría de Servicios Públicos que dependerá de Infraestructura. Ese área también tendrá a su cargo los organismos de vivienda como el IPVU y el ADUS, además de todo lo vinculado a obra pública.

Para Energía quedarán otras empresas provinciales del sector como GyP (hidrocarburífera), Cormine (minera) y Emhidro (hidroeléctrica).

La Jefatura de Gabinete no solo será la que coordine el trabajo de los demás ministerios y asista al gobernador, sino que tomará funciones clave como la relación con el gobierno nacional, con la Legislatura, el financiamiento de organismos multilaterales a través de la Upefe, se ocupará de la Casa del Neuquén en Buenos Aires, conducirá la política de medios y el manejo de RTN, entre otras múltiples funciones que incluyen la administración y disposición de aeronaves y el Sistema Provincial de Manejo de Fuego.

Dos de las aliadas políticas que renunciarán a sus bancas en la Legislatura para integrar el gabinete, Leticia Esteves y Luciana Ortiz Luna, tendrán dependencias dentro de este ministerio.

La primera se quedará con la secretaría de Planificación que tendrá bajo su órbita a organismos científico-tecnológicos como el Copade y Anide y a la ADI-NQN, de desarrollo e inversiones.

La médica, como futura secretaria de Emergencias y Gestión de Riesgos volverá a tener control del Servicio Integrado de Emergencias del Neuquén (SIEN).

El ministerio de Gobierno, que recayó en un hombre del MPN como Tobares, entenderá en el Boletín Oficial, los Registros Civiles, el Centro de Atención a la Víctima, la Corporación Interestadual Pulmarí y también tendrá a su cargo la política de Derechos Humanos. En la primera gestión de Jorge Sapag ya había ocupado un rol similar, pero renunció por diferencias con otros miembros del gabinete.

Los ministerios más «tradicionales» seguirán sin demasiados cambios como Salud, que tendrá una subsecretaría y el manejo de la obra social y caja jubilatoria de ISSN; y Educación, del que dependerá el Consejo Provincial de Educación (CPE) y dos subsecretarías: de Políticas Educativas y Coordinación y de Tecnología Educativa y Modernización.

Economía integrará a la Secretaría de Producción que conducirá el radical Juan Peláez, una subsecretaría de Hacienda y organismos descentralizados o sociedades omo el IJAN, BPN, el Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep), la Fiduciaria Neuquina, el Mercado de Concentración del Neuquén SAPEM, Zona Franca de Zapala, entre otras. También tendrá al Centro Pyme-Adeneu, el CIPPA y Cordineu.

El gabinete de Figueroa volverá a elevar de rango al área de Seguridad, esta vez con ministerio propio, aunque todavía no se sabe quién será su titular. Tendrá una subsecretaría homónima y otra de Prevención y Organización Ciudadana.

Se remite el proyecto bajo la premisa de la necesidad de una gestión de gobierno moderna, eficiente y austera, tendiente a brindar el mejor servicio a la ciudadanía».

Rolando Figueroa en la presentación del proyecto a los diputados.

Otra novedad será la independencia de Trabajo y Desarrollo Laboral, que tendrá facultades de conciliación y arbitraje, la realización de campañas sobre los derechos y obligaciones de trabajadores y empleadores, organizar la migración interna o interprovincial de mano de obra, planes de formación y elaborar estrategias para la mejora de la empleabilidad de calidad de los habitantes de la Provincia, entre otras funciones.

Lucas Castelli estará a cargo de esa área, hasta ahora uno de los aliados extrapartidarios más beneficiados del reparto en el próximo gabinete.

A priori, de la nueva ley de ministerios no se desprende a dónde irán las actuales áreas vinculadas con la aplicación de la ley 2302, el Copronaf (Consejo Provincial de Niñez y Adolescencias) y las políticas y programas de infancias, familia o el sostenimiento de hogares, históricamente bajo el ala del ministerio de Desarrollo Social.

En el gabinete actual de Omar Gutiérrez hay 12 ministerios, pero llegaron a ser 13 hasta el año pasado. Foto: Matías Subat.

Mujeres continuará con rango de ministerio


El ministerio que conducirá Julieta Corroza es una de las sorpresas del proyecto que presentó ayer el gobernador electo Rolando Figueroa. Ya se había anticipado que sería una suerte de reversión de Desarrollo Social, que no tendrá lugar como tal en la futura estructura, y ahora se conoció que también conservará el área de Mujeres con el máximo rango.

Desarrollo Humano, Gobiernos Locales y Mujeres es el título de la cartera que encabezará a partir del 10 de diciembre y tendrá a su cargo la mayor cantidad de funciones del gabinete después de Economía. La principal será elaborar políticas sociales «orientadas a mejorar la calidad de vida de las personas, abordando áreas como género, cultura, deporte y actividades físicas y gestión social, asegurando la igualdad de oportunidades y la no discriminación en el acceso a servicios y recursos».

Específicamente, entre sus funciones tiene la de «propiciar una transformación sociocultural basada en la plena e igualitaria participación de las mujeres en la vida social, política, económica y cultural de la provincia», aplicar la ley Micaela y «formular programas de acción, líneas, dispositivos y monitoreo para la prevención y erradicación de la violencia de género».

Tendrá a su cargo la secretaría de Juventud y Deportes, la de Género (con dos áreas, de Mujeres y de Diversidad), la secretaría de Cultura, Inclusión y Gestión Comunitaria y una subsecretaría de Gobiernos Locales, Comisiones de Fomento y Zonas Rurales.

Este ministerio absorberá funciones tanto de Desarrollo Social como de Ciudadanía, del actual ministerio de Mujeres e incluso de Gobierno y Educación en lo que respecta a gobiernos locales.

Pepé Ousset y Julieta Corroza encabezarán los ministerios más poderosos. Foto: archivo Matías Subat.

Reuniones de gabinete sin la vicegobernadora


En los últimos años, al menos, las reuniones de gabinete en la provincia han sido más una formalidad establecida en la ley que un ejercicio practicado por los gobiernos.

Sin embargo, la propuesta de ley presentada ayer por el gobernador electo Rolando Figueroa trae una novedad y es la exclusión de la vicegobernadora, en este caso Gloria Ruiz, como eventual reemplazo para encabezar esos encuentros en su ausencia.

Del artículo 3° de la actual ley se mantuvo la redacción original, con esa sola modificación. «El gobernador convoca y preside la reunión de Gabinete. En su ausencia, lo hace el vicegobernador, y, en ausencia de ambos, el ministro de Gabinete», reza el texto de la ley 3190, que ahora será derogada.

El proyecto de Figueroa, en cambio, indica que «el gobernador convoca y preside la reunión de Gabinete. En su ausencia, podrá hacerlo el/la ministro/a Jefe de Gabinete».

Quien cumplirá ese rol será Juan Luis «Pepé» Ousset, uno de los dos colaboradores de máxima confianza del mandatario.


Comentarios