Embajadores europeos y referentes de la sociedad civil analizaron el costado ambiental de Vaca Muerta

Trataron el impacto de la actividad extractiva, del crecimiento demográfico y del clima en el uso y calidad del agua. También las necesidades de las comunidades indígenas.

Una delegación de 12 embajadores de países europeos -encabezados por el embajador de la Unión Europea, Amador Sánchez Rico– se reunió en Neuquén con referentes de la sociedad civil de la región para evaluar aspectos ambientales de Vaca Muerta y la realidad de las comunidades indígenas.

En el encuentro se expresó preocupación por el uso y la calidad del agua de los principales ríos de la región. Desde el punto de vista de la calidad, se destacó el deterioro creciente producto, tanto de las distintas actividades económicas como por el crecimiento demográfico. El otro aspecto relevante tratado fue la reducción en el caudal, como consecuencia de variables climáticas, pero también debido a la mayor demanda para la actividad extractiva, agricultura y necesidad de agua sanitaria por crecimiento poblacional.

Desde el punto de vista social “se planteó la necesidad de mejorar los índices de pobreza y empezar a transitar un camino de diversificación de la matriz económica de la provincia”, dijeron los organizadores.

Estuvieron presentes los embajadores de Alemania, Austria, Bulgaria, Croacia, Eslovenia, Eslovaquia, España, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Rumania y Reino de Suecia, además del de la Unión Europea.

Desde las organizaciones civiles, participaron Adrián Balbuena Povedano (Fundesur, miembro de FEDEFA), Pablo Nogues (Fundación Estudios Patagónicos, miembro de Banco de Alimentos), Teresa Casal (Fundación Otras Voces) y Laura Urrutia (Fundación Pampa Energía). Se trata de instituciones miembros de Sociedad Civil en Red. También fueron invitadas Funyder y la comunidad Mapuche Lucero-Pichina:u del pueblo Günün a Küna, representada por Norma Lucero, quien compartió su realidad con los presentes.


Te puede interesar