Pontaquarto y Genoud cruzaron dardos en careo de alto voltaje

El ex senador dijo que detrás del arrepentido está Kirchner.



El ex senador nacional José Genoud negó ayer las acusaciones del ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto durante un violento careo celebrado en los tribunales y acusó al Gobierno de Néstor Kirchner de utilizar la confesión del "arrepentido" para reactivar la causa por el presunto reparto de coimas que habría posibilitado en el año 2000 la sanción de la ley de Reforma Laboral.

Paralelamente el ex titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) Fernando de Santibañes, sindicado por Pontaquarto como uno de los beneficiarios de los sobornos, recusó hoy al juez federal Rodolfo Canicoba Corral y planteó la nulidad del proceso.

En los próximos días Canicoba, que difícilmente aceptará desprenderse del sumario como pretende De Santibañes, dictaría el procesamiento del ex titular de la SIDE, de Genoud, del ex senador del PJ Emilio Cantarero y del propio Pontaquarto, que en diciembre pasado confesó haber transportado en abril de 2000 los cinco millones de pesos que, según dijo, fueron repartidos en la Cámara alta para destrabar el proyecto de Reforma Laboral.

"Pontaquarto tiene un odio concentrado...y de él se han aprovechado terceras personas. Algún funcionario oficial ha dado la señal de apoyarlo", disparó Genoud ante la prensa, tras el careo de más de tres horas que mantuvo con el arrepentido en los tribunales federales de avenida Comodoro Py 2002, en el barrio porteño de Retiro.

Fuentes judiciales relataron que Genoud se irritó durante la audiencia en la que rechazó las acusaciones de Pontaquarto, un ex colaborador del radical que contó que el Gobierno del ex presidente Fernando de la Rúa (1999-2001) sobornó a un grupo de senadores para conseguir los votos que permitieron sancionar la controvertida ley.

Para Genoud, detrás de la confesión de Pontaquarto hay un complot del ex vicepresidente Carlos "Chacho" Alvarez, que renunció al Gobierno de De la Rúa en medio del escándalo por los sobornos.

El propio De la Rúa, el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique, De Santibañes y ex senadores del PJ y la UCR afrontan cargos por cohecho en una causa que quedó paralizada durante tres años hasta que las revelaciones de Pontaquarto reactivaron la pesquisa.

Genoud, que era presidente provisional del Senado, calificó de "macaneador" a Pontaquarto y culpó al Gobierno de Kirchner por haber "dado una señal de apoyo" al arrepentido. "Si el Gobierno Nacional es pulcro en esto, tiene que investigar cómo apareció un informe fraudulento de la SIDE, que dice que yo iba con Pontaquarto a la SIDE", sostuvo Genoud, que resaltó que su ex colaborador, pese a ser militante del radicalismo, "viajó muchas veces al exterior con (el justicialista Carlos) Ruckauf".

El careo asemejó a un duelo entre hinchadas rivales: hubo gritos, puñetazos sobre un escritorio y palabras de alto voltaje idénticas a las que se repiten en los estadios de fútbol.

"Hijo de puta, chanta, mentiroso", disparó Genoud a Pontaquarto, durante una parte del careo, que duró mas de tres horas.

Genoud y Pontaquarto, que fue un estrecho colaborador del ex legislador, no se saludaron al comienzo de la audiencia. Y cuando el arrepentido ratificó sus acusaciones al radical comenzaron los insultos, según relataron fuentes judiciales. Hubo un solo punto de acuerdo entre los hombres sometidos al careo: ambos admitieron que los unió una fuerte relación aunque Genoud destacó que se trató de un vínculo exclusivamente laboral. "Vos no tenías el nivel intelectual para ser mi mano derecha", le enrostró el mendocino a Pontaquarto, que entonces exhibió un libro que reseña la actividad del Congreso y en cuyo prólogo Genoud elogió la trayectoria del ahora arrepentido.

En uno de los momentos más ríspidos de la audiencia, Genoud pronunció una frase poco feliz a la luz de la confesión que lo incrimina: "Lo único que podés hacer es llevar las valijas", dijo mirando a Pontaquarto. Justamente Pontaquarto confesó al juez Canicoba que fue el encargado de transportar las maletas con los 5 millones de pesos que, según el arrepentido, él retiró de la SIDE para su posterior entrega al entonces senador Emilio Cantarero, que se habría ocupado del reparto en la Cámara alta.

Genoud, de acuerdo a la versión, se quedó con 700.000 pesos de aquel monto. "Lo que quiero decir es que él sólo podía ocuparse de cosas menores", se corrigió Genoud,

quien reprochó a Pontaquarto el hecho de haber "tenido que encubrir tus asuntos varias veces....te ibas a las tanguerías...".

Pontaquarto, que le recordó a Genoud que compartió viajes a la estancia del ex senador en Mendoza, también mostró los dientes: "Ahora salís a defender a De la Rúa ¿no te acordás cómo lo puteabas porque nunca viajaba y vos querías que te dejara como Presidente?".

El careo -en el que estuvieron presentes los acusados, sus defensores, el juez, los fiscales Eduardo Freiler y Federico Delgado, el Fiscal de Investigaciones Administrativas Manuel Garrido y el secretario Marcelo Sonvico- "fue un partido de truco", evaluó uno de los asistentes a la audiencia.

Genoud y su ex colaborador discutieron también sobre la cena que mantuvieron en Happenning, en Puerto Madero, la noche del 26 de abril de 2000, cuando fue aprobada la ley de Reforma Laboral y Pontaquarto dijo haber llevado el dinero de las coimas a Cantarero, antes de asistir al restaurante. "Tu mujer no fue a la cena", dijo Genoud, que así corrigió una declaración anterior de Pontaquarto, que admitió el equívoco y respondió: "Sí, es verdad, porque estaba cenando con la tuya". La discusión no se limitó a las palabras: cada uno de los careados llevó fotografías para refutar afirmaciones del contrincante y los investigadores se entretuvieron con imágenes en las que, por ejemplo, Genoud aparece esquiando con Pontaquarto o pescando con otros funcionarios parlamentarios.

Los dos se proclamaron como "ganadores"

El "arrepentido" Mario Pontaquarto y el ex senador José Genoud volvieron ayer a cruzar acusaciones para dar su versión sobre el careo que realizaron ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. Mientras Pontaquarto dijo que Genoud "no pudo refutar" sus afirmaciones, el ex senador acusado de cobrar coimas para aprobar la reforma laboral afirmó que quedó demostrado que el ex secretario Parlamentario "mintió" en sus acusaciones.

En su embestida, Genoud también acusó a Canicoba Corral y señaló que el magistrado "parecía el abogado" de Pontaquarto.

A la salida de los tribunales de Comodoro Py, Pontaquarto reiteró que Genoud participó en una reunión con el ex presidente Fernando de la Rúa en la que se habría decidido el pago de sobornos. "Me retiro muy conforme. Genoud no pudo refutar mis afirmaciones y sólo se dedicó a denostarme en lo personal", afirmó Pontaquarto y agregó que pensaba encontrarse "con una persona sumisa y que no lo mirara a la cara, pero no fue así".

En cambio para Genoud, durante el careo se demostró que el ex secretario Parlamentario "mintió" en sus acusaciones. "Estoy contento porque quedó claro que no era mi mano derecha, porque reconoció que técnicamente no me pudo aportar nada en mi labor legislativa", indicó Genoud.

El ex senador dijo que Pontaquarto "hizo un confuso relato de cómo fue la reunión" en la que se habría discutido con De la Rúa el pago de sobornos. "Primero dijo que fue (el peronista Augusto) Alasino el que dijo 'hace falta algo más para el PJ' y después dijo que eso lo dije yo", agregó Genoud. El ex senador radical sostuvo que Canicoba Corral "parecía el abogado" de Pontaquarto durante el careo que mantuvo con el arrepentido y aseguró que el juez "limitó" la reunión "a tal extremo que no pudimos hablar todo lo necesario". Al respecto, Pontaquarto respondió que Genoud se mostró molesto con la actitud del juez durante el careo porque el ex senador "trató de manejar el careo a su gusto y el juez no lo dejó".

De Santibañes reclamó nulidad

El ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañes recusó ayer al juez federal Rodolfo Canicoba Corral y reclamó la nulidad de todo lo actuado en la causa por el supuesto pago de sobornos en la Cámara alta para la aprobación de la Ley de Reforma Laboral en 2000.

Fuentes judiciales indicaron que, en tal sentido, los abogados de De Santibañes presentaron tres escritos. En ellos, indicaron, el ex titular de la SIDE cuestionó al juez, quien en entrevistas periodísticas recientes habría puesto en duda la efectividad de los careos reclamados en la causa.

Uno de los careos que podrían producirse es el solicitado precisamente por el ex jefe de la central de espías con el "arrepentido" ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto.

Los voceros señalaron que, además de pedir la rectificación del juez sobre esta cuestión, De Santibañes recusó al magistrado y reclamó la "nulidad de todo lo actuado hasta el momento" en la causa de los sobornos.

(DyN/Télam)


Comentarios


Pontaquarto y Genoud cruzaron dardos en careo de alto voltaje