Por ahora, la 'pilcha' de candidatos les queda grande

Pobre empate entre Vélez y San Lorenzo.

Sin dudas tendrán que mejorar y mucho, si quieren vestirse de candidatos. Vélez y San Lorenzo empataron 1 a 1 y sólo una ráfaga de quince minutos en el segundo tiempo, salvó en parte el espectáculo.

Chato, sin emociones, con alguna pierna fuerte y lo peor: nada de fútbol. Así fue lo que entregaron durante la mayor parte de juego, Vélez y San Lorenzo en el 'fortín' de Liniers.

La pulseada estuvo en el mediocampo. Los dos dejaron pocos espacios entre la línea media y los defensores, y todo progreso ofensivo se remitió a alguna pincelada individual que nunca llegó.

Ni Gracián ni Darío Bottinelli estuvieron en su noche y el partido sintió la ausencia de los creativos. Esta carencia indefectiblemente repercutió en los delanteros, que lucharon en soledad casi siempre sin éxito.

El numeroso público presente en el 'Fortín', esperaba que el partido tuviera un cambio de timón en la segunda parte pero se desengañó rápidamente. Los planteos no se modificaron y la anemia futbolística debilitaba el espectáculo. Sin embargo cuando ya nadie esperaba el milagro, el milagro se hizo.

El trámite ya había experimentado una leve mejoría y llegando a los 25 minutos, todo cambió.

Un pelotazo largo lo encontró a Lucas Castromán, que oficialmente retornaba a la competencia después de su lesión, al que lo apareaban no menos que tres defensores 'azulgranas'. El delantero pisó el balón, que pasó entre las piernas de Walter García, y le quedó servido al Roly Zárate, que venció a Sessa.

Vélez no había hecho tanto como para ir en ventaja, sólo fue oportuno en la única situación clara que había tenido en el partido. Pero el equipo de Russo apenas tuvo tres minutos para disfrutar ese guiño de fortuna.

Hernán Peirone, que había ingresado por el juvenil Claudio Acosta, fue derribado en el área por Hernán Pellerano y Elizondo no dudó en cobrar la pena máxima.

Saja se paró frente a su colega Sessa y fusiló al 'uno' de Vélez en segunda instancia, ya que el árbitro ordenó ejecutar el disparo nuevamente por invasión de zona.

El 1 a 1 quedó mejor por lo que había ofrecido en el partido, y si bien hubo algunas intenciones de ambos por quedarse con el juego, el empate les sentó bien a los dos.


Comentarios


Por ahora, la 'pilcha' de candidatos les queda grande