Por ahora los productores seguirán con el diálogo

Realizaron ayer en Allen una acalorada asamblea, donde finalmente sobresalió la postura de seguir dialogando. De todos modos, los productores endurecieron su postura y amenazaron con paralizar la salida de fruta en plena cosecha.



ALLEN (AA).- La Mesa de Concertación seguirá siendo el ámbito elegido por los productores para discutir la problemática frutícola, según lo acordaron anoche las cámaras nucleadas en la Federación. Se pretende que el Gobierno provincial asuma el compromiso de gestión de una salida ante la Nación.

El corte de los caminos a la salida de la fruta valletana y el bloqueo del puerto, junto a un fuerte reclamo por un subsidio nacional que permita compensar las diferencias en los costos de producción, serán las medidas a adoptar si es que esta ronda de diálogo no les da los resultados esperados. El plazo que pusieron los chacareros es el mes de enero, en plana cosecha frutícola.

Los productores reclamarán al gobierno que los empresarios consoliden la compra de toda la producción de la temporada. Pedirán un precio por su fruta y si existe alguna diferencia hacia abajo, exigirán la compensación de parte del gobierno central.

Alrededor de 400 productores asistieron ayer a la asamblea convocada por la Federación de Río Negro y Neuquén realizada en Allen.

Un clima tenso se mantuvo desde que comenzó la asamblea, pasadas las 17, con la frecuente exaltación de algunos representantes de las cámaras. Los asistentes coincidieron desde un principio en que "queremos saber qué va a pasar con la cosecha 2.000-2.001. Cómo vamos a hacer para cosechar, embalar y poner la fruta en el puerto y de dónde va a salir la diferencia de lo que falta con el costo que pusieron", se preguntaron. A tal punto llegó el nivel de tensión, que el propio titular de la Federación, Luis Mesquín, amenazó con retirarse de la reunión.

Ante la proximidad de la cosecha, volvieron a reclamar medidas directas y un "precio coherente" para la pera y la manzana.

Además también se planteó, tras evaluarse los alcances logrados en la Mesa de Concertación, si debe continuarse o no el diálogo con los demás sectores. El representante de la cámara cipoleña, Carlos Carrascós consideró que "los únicos que tenemos ánimos de concertar somos los productores, ni a CAFI, ni al gobierno les interesa porque no hay voluntad política".

Así apoyó la propuesta de que se impida en forma inmediata en toda la provincia la salida de la producción frutícola del Valle, solicitando apoyo a los demás sectores involucrados. Al mismo tiempo también se consideró la posibilidad de no permitir el ingreso de fruta.

El presidente de la Cámara de Fruticultores de Roca, Osvaldo Calvo, se manifestó de acuerdo con continuar la lucha y pedir un subsidio para paliar la crisis que atraviesa la actividad, aunque hizo hincapié en "no menospreciar el ofrecimiento del Ejecutivo, a través del ministro (José Luis) Rodríguez" de sentarse a debatir junto al sector empresario sobre la absorción de la totalidad de la cosecha para su comercialización.

"Ahí también va a salir el tema del precio", destacó, "y se va a tratar una serie de temas, medidas conjuntas entre los distintos sectores, como la declaración de una emergencia económica para la fruticultura", agregó además.

En tanto desde la Cámara de Allen, se centraron los reclamos en tres puntos: un precio para la fruta, seguridad de cobro y un subsidio. Se solicitó que "la provincia instrumente los mecanismos que sean necesarios para llevar adelante las políticas ante Nación".

En tanto el debate también se extendió sobre el futuro y conveniencia de la continuidad del Crear.


Comentarios


Por ahora los productores seguirán con el diálogo